CÓMIC: REPASANDO EL 2016

ÁLVARO PONS: Este ha sido uno de esos años que dejan al aficionado comiquero exhausto, tanto por el imposible esfuerzo de intentar leer todo lo bueno aparecido, como por el voraz agujero negro en el que se convierte su bolsillo. Lo que sigue es tan solo un relato incompleto de lo mejor del año, imposible de resumir en el corto espacio de esta sección. En el bando de las obras de autores patrios, a destacar con fuerza dos obras de Martín López Lam, Sirio (Fulgencio Pimentel) y El título no corresponde (Ediciones Valiente), que muestran a la perfección la fuerza del trazo de este autor y su desbordante capacidad para subvertir los cánones de la narración gráfica. VIP, de Felipe Almendros (Reservoir Books) es la confirmación de la trayectoria de un autor que rompe esquemas a partir de su autobiografía. Crisálida, de Carlos Giménez (Reservoir Books) es un puñetazo en el estómago, una durísima reflexión sobre el crepúsculo del autor. Lamia, de Rayco Pulido (Astiberri) es una brillante incursión en la posguerra desde el modero negro, época que comparte con Jamás tendré 20 años, de Jaime Martín (Norma Editorial), pero esta vez desde un costumbrismo tan sincero como implacable. La grieta, de Spottorno y Abril (Astiberri) es una brutal reflexión sobre el desmoronamiento de eso que se llamó “el ideal europeo”. Gran Bola de Helado (Apa Apa Comics) presenta a nueva autora a la que hay que seguir bien de cerca: Conxita Herreros. El ala rota, de Altarriba y Kim (Norma Editorial) es una reivindicación del papel de la mujer en el franquismo y Los dientes de la eternidad, de Jorge García y Gustavo Rico (Norma Editorial) es una oda a la épica que no se esconde de la reflexión. Si nos fijamos en las obras que han venido de fuera, sin duda hay que comenzar con tres joyas que por fin se editan en castellano: Philemon, de Fred (ECC Ediciones), prodigio del surrealismo más desbordante que se demuestra compatible con la crítica y la ensoñación; el recordado Spirou, de Yves Chaland (dibbuks), todo un prodigio de efectividad narrativa capaz de asimilar las claves de las dos grandes escuelas francobelgas, y el delicioso Marcelín, de Sempé (Blackie Books), uno de esos libros cuya lectura obliga a la felicidad. La ternura de las piedras, de Marion Fayolle (Nórdica) es un duro relato de la enfermedad desde un simbolismo que se acerca a la poesía gráfica. Intrusos, de Adrian Tomine (Sapristi Cómic) refleja una inquietante sociedad inhumana, que excluye por la invisibilidad. El piano oriental, de Zeina Abirechad (Salamandra) se permite unir el cómic con la música y la lengua en un relato mágico. Si dios existe, de Joann Sfar (Confluencias) es una obra de sinceridad rebosante que reflexiona sobre religión y creación. Una entre muchas, de Una (Astiberri) es un contundente relato sobre la violencia de género de necesaria lectura. La favorita, de Matthias Lehmann (La Cúpula) esconde tras un relato sorprendente todo un ensayo sobre la identidad y, por su parte, El día de Julio, de Beto Hernandez (La Cúpula) es un brillante paseo por la vida, sus alegrías y sus penas. Y ha sido, también, un año de recuperaciones afortunadas, como el de esa joya del surrealismo patrio que es Impresiones de la isla de Carlos Portela y Fernando Iglesias (Retranca); de esa renovación profunda del género de ciencia-ficción que firmó Josep Mª Beà en Historias de Taberna Galáctica (Trilita Ediciones) o de la necesaria reivindicación de la experimentación sin límites que Raúl realizó en los 80 en Contra Raúl (Ponent Mon). También se ha editado, por fin, el esperado recopilatorio de esa joya del noveno arte que es el Perramus, de Juan Saturain y Alberto Breccia (001 Ediciones). Incluso las editoriales se han acordado de los fanzines, recopilando en Usted(es) (Libros de Autoengaño) los tres primeros números del siempre brillante fanzine de Esteban Hernández. Sigan ustedes. ¡La lista no tiene fin!

Escrito por
More from Redacción

.DOC: MOSTRA DOCUMENTALS DE SAGUNT

TURIA: Quan fa quatre anys, la Regidoria de Joventut de Sagunt, va...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *