CRÍTICA DE L’ELECTE, de Ramon Madaula.- Teatro Talía

NEL DIAGO: La versión original de esta obra, dirigida por Jordi Casanovas y con Roger Coma y el propio autor, Ramon Madaula, encarnando sus dos únicos personajes, se pudo ver en el Teatro Principal de Valencia en febrero de 2017. Nos llega ahora una nueva versión, concebida por Juli Disla para la compañía L’Horta, en la que tema y circunstancias son adaptadas a la realidad local. Es decir, que el candidato a ser electo presidente no lo será de la Generalitat de Catalunya sino de la de València. Lo que implica toda una serie de pequeños y sutiles cambios para acentuar su verosimilitud. Sin embargo, aunque la relación entre el político y el siquiatra pueda resultar similar en uno y otro caso, es evidente que el juego del tic nervioso del político a la hora de pronunciar el discurso de investidura no tiene el mismo sentido ni el mismo efecto según qué público lo recibe. Digamos, en todo caso, que el montaje de L’Horta, cuenta sobre el papel con bastantes alicientes para resultar interesante, comenzando por la dirección, encomendada a un director experimentado y notable como Carles Sanjaime, y continuando con la interpretación, donde Alfred Picó, enérgico y hábil, le da la réplica al atribulado candidato encarnado por el generalmente eficaz Josep Manel Cassany. El espectáculo gustó en la Mostra de Teatre Valencià d’Alcoi a los programadores del circuito, que tuvieron a bien premiarlo. Y no dudo de que girará y obtendrá éxitos, aunque, quizá convendría perfilar algún aspecto menor, como el tono apagado y mortecino que emplea Cassany en el arranque de la acción, o definir mejor la relación entre los dos personajes, que no pasa por subrayar ciertos comportamientos (se puede y debe mantener una ambigüedad), pero tal y como está ahora dibujado el final, pareciera que ese inesperado toquecito al trasero del político que practica el siquiatra es más bien una broma del actor Alfred Picó al actor Josep Manel Cassany para desorientarlo (este tipo de juegos son frecuentes entre intérpretes). Sea como sea, la crítica al sistema político y a sus componendas y corruptelas queda intacto.

Escrito por
More from Redacción

CRÍTICA DE FAHRENHEIT 11/9, de Michael Moore

(4) ARIADNA GONZÁLEZ El documentalista más famoso de Michigan, ese contestón mordaz...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *