CRÍTICA DE M´ESPERARÀS, DE CARLES ALBEROLA

(2) VICENTE: Últimamente hay una tendencia proveniente de Francia –los franceses son muy apañados ellos, y ellas- de adaptar al cine obras teatrales de pequeño formato, principalmente comedias, con sus aristas amargas (suelen transcurrir en un único escenario), que han obtenido cierto éxito en una sala de tamaño modesto. La novedad es que son los mismos autores que la han escrito y dirigido para su exhibición teatral, los que posteriormente hacen la adaptación cinematográfica y también la realizan. Inteligencia y economía de medios. Este es el caso, por ejemplo, de El nombre (Le prénom, 2012), de Alexandre de la Patellière y Matthieu Delaporte, que reúne a una serie de personajes alrededor de una cena, donde un cuarentón y triunfador anuncia que va a ser padre por primera vez, aunque todo lo que parece amable da un giro al anunciar el nombre que le pondrá al hijo. Además de la versión cinematográfica, también pudimos ver la adaptación teatral en la sala el Micalet. Palabras mayores son ya otras adaptaciones, producciones francesas dirigidas por Roman Polanski, como Un dios salvaje (2011), a partir de la obra de Yasmina Reza, o La Venus de las pieles (La vénus a la forrure, 2013), versión teatral de David Ives de la novela escrita en 1870 por Leopold von Sacher Masoch. Pero estamos hablando ya de otra División. Me gustó mucho la representación teatral (Teatro Talía, València, marzo 2014) de M’esperaràs, la obra escrita y dirigida por Carles Alberola y Carles Sanjaime para Albena. Una comedia, de tono agridulce (más amarga y triste de lo que aparenta), que más que la carcajada provoca la sonrisa y cierta melancolía. Por ello pienso que ha sido muy buena idea su adaptación cinematográfica, siguiendo el ejemplo francés. El hecho de que el escenario sea único y los personajes cuatro, lo facilitaba a nivel de producción, aunque en el País Valencià no hay nada fácil a la hora de hacer cine con un mínimo de dignidad. Y M’esperarás alcanza un nivel mucho más que digno. Recuerdo con mucho cariño cuando vi en la desaparecida sala Moma Teatre Mandíbula afilada, escrita por Carles Alberola y Rodrigo García, e interpretada por Alberola y la añorada, por estas tierras, Cristina Plazas. No hay duda de que el autor, actor y director de Alzira es un fan de Woody Allen. En ocasiones, rasgos de su personaje nos remiten al cineasta newyorkino. Pero también a la comedia romántica de calidad norteamericana. La mayoría es basura pero de vez en cuando llega alguna estimable, además de las clásicas de los grandes maestros. En M’esperaràs, el personaje que interpreta Alberola afirma que él en lo único que cree es en la ficción. Es una forma de escapar de la realidad, muchas veces deprimente. Por ello no es de extrañar que su anterior obra, Ficció, coescrita con Pasqual Alapont, fuese una reflexión en primera persona sobre dicha idea. M’esperaràs bebe de Mandíbula afilada y de Ficció.

Escrito por
More from Redacción

DE REPENTENTE, SAGUNT A ESCENA

ENRIQUE HERRERAS: De repente, llega el verano, y con él, una nueva...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *