CULTURA: ME QUEDO EN AGOSTO

LAURA PÉREZ: Agosto es un mes raro, siempre lo he pensado. El mundo parece que se para o se ralentiza, así como los relojes, los ruidos, los ritmos biológicos… todo pasa más lentamente, y nos entran las ganas de no hacer nada. Por eso huimos de vacaciones, porque no hacer nada en nuestra propia casa es muy aburrido, y de vez en cuando es bueno cambiar de paisaje.
Sin embargo, los que deciden quedarse en agosto en la ciudad, ya sea por motivos laborales –o carencia de ellos-, porque ya han vuelto de las vacaciones de julio o porque se las cogen en septiembre –esos eran los listos de la clase-, tienen derecho a entretenerse por las tardes al salir de la oficina. Valencia es una ciudad abierta y cultureta, que sabe que hay vida más allá de la Malvarrosa y que no puede dejar a sus ciudadanos en la estacada sin nada que hacer en las tardes de agosto. ¡Que hace mucho calor! La playa y el terraceo nocturno son los básicos estivales, pero no podemos esperar así a que llegue septiembre, que agosto es muy largo (por eso de los relojes que se paran), y eso lo podemos hacer casi todo el año. Los cines comerciales son una buena opción de media tarde, especialmente por lo del aire acondicionado y porque en agosto no va ni dios. Normal por otra parte, porque la cartelera no es muy atractiva. Os recomendaríamos, en todo caso, no perderos los estrenos de algunas cintas interesantes como Rojo, un thriller del argentino Benjamín Naisthat o El peral salvaje, la última de Nuri Bilge Ceylan (sus 188 minutos dan  para una tarde completa). El puente de agosto viene cargadito, puesto que La Virgen de Agosto, de Jonás Trueba y La casa de verano, de Valeria Bruni Tedeschi, competirán en taquilla con la esperada Erase una vez en… Hollywood, el estreno del verano de Tarantino. ¿Habrá colas en los Babel? Os proponemos más opciones, algunas de ellas también cinéfilas. Por una parte, en el Centre del Carme habrá cine gratuito y a diario durante todo el mes, en un sugestivo ciclo de comedias europeas de todos los tiempos. También tenemos la Filmoteca de d’Estiu en el río Turia, la popular cita de cada verano con el cine reciente y los mejores clásicos del cine internacional. Si preferís cine a la fresca cerca de la orilla del mar, el último fin de semana de agosto se celebra La Marina Shark Festival Film, donde la zona de baño de se convertirá en un improvisado cine al aire libre y habrá un ciclo de cortometrajes sobre el mundo acuático y el medio ambiente, además de la proyección de Tiburón en pantalla grande, que podrá verse desde una colchonetas hinchables.  El Centre del Carme tampoco de ha quedado atras con el ciclo de cine en el clausto dedicado a la comedia europea.Quienes quieran desconectar de las pantallas y prefieran un poco de música, Valencia y sus barrios sonarán a ritmo de jazz durante las próximas semanas. Entre la plaza del Cedro, El Saler, el Perrellonet, Pinedo o Ciutat Vella disfrutaremos de conciertos nocturnos de bandas como Ximo Caffarena Quartet, Sergio Pereira & Thais Morell, o Le Dancing Pepa Swing Jazz. Los amantes de los géneros musicales más alternativos conocen de sobra la (gran) oferta de festivales que han proliferado en la provincia y territorios colindantes. Desde el Leyendas del Rock de Villena (para los mas heavys), el Medusa Sunbeach de Cullera (para los más electrónicos), al nuevo Mediterránea Festival de Tavernes (para los alternativos-indies) o el ya mítico Rottotom Sunsplash (para los amantes del reggae buenrrollero) que cierra el verano festivalero.  Y todavía hay más; la Ciudad de las Artes y las Ciencias celebrará estos días sus Nits al Museu, y ofrecerá monólogos en la zona de la terrazatodos los viernes por la noche. En cambio, los martes l’Hemisfèric combinará música en directo y astronomía para los más curiosos. Un poco más al norte, no podíamos dejarnos fuera Sagunt a Escena, que celebra su edición número 26 bajo el título de P a r a ule s i S o n s . Incluyendo el mes de septiembre, el teatro Romano y el Puerto de Sagunto, acogerán obras de teatro clásicas, adaptaciones y estrenos locales, la mejor música, espectáculos de circo y actividades para toda la familia.
La agenda estival está muy completa; a partir de ahora está en vuestra mano planificaros un intenso y cultural mes de agosto en la ciudad, o dejaros llevar por las ondas sensoriales que transmiten los éxitos del verano, y pasar los fines de semana bailando en las verberas de los pueblos. No hace tanto calor y los cubatas son a precios populares. ¡Feliz verano

Escrito por
More from Redacción

EN SALVAJE COMPAÑÍA – LA FOTO

  SUSANA FORTES: Hace algunos años me sumergí hasta el tuétano en...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *