DEBATES Y EXPOSICIONES CON NOSTALGIA: UN ENCUENTRO CLANDESTINO

MANUEL GARCÍA: El azar o la nostalgia ha hecho posible que en tres instituciones valencianas distintas— la Universitat de València, Octubre. Centre de Cultura Contemporània y el Centro del Carmen – coincidieran exposiciones y debates sobre la guerra civil española y el mítico segundo Congreso Internacional de Escritores en Defensa de la Cultura. Salvo el diario Levante-El Mercantil Valenciano (16-11-2017) que le dedicó al tema del 80 aniversario del Congreso 12 páginas, el evento que tan importante apoyo le ha dado la Presidencia de la Generalitat Valenciana, ha pasado poco menos que desapercibido salvo, quizás, para el núcleo universitario interesado en el asunto. Aparte de la posibilidad de que las ponencias se publiquen algún día, el nivel intelectual de estas jornadas no es el que tuvo el histórico Congreso de 1937, ni el último Congreso de1987, ambos celebrados en Valencia (1) Valencia, sede del gobierno de la segunda República (1936-38) promovió el Congreso de los intelectuales organizado, en 1937, por el gobierno de Juan Negrín y el Ministerio de Instrucción Pública y de Bellas Artes, dirigido por Jesús Hernández, dirigente del Partido Comunista de España. Valencia, gobernada por el socialista Juan Lerma y la Conselleria de Cultura de Cipriano Císcar organizó, en 1987, otro Congreso rememorando el evento histórico, donde la inteligencia socialdemócrata y liberal de entonces – Muñoz Suay, Luis Racionero, Jorge Semprún, Octavio Paz, Vargas Llosa, etc. – hizo ajustes de cuentas con el Congreso de 1937. Había que ver la cara de sorpresa o indignación que ponían algunos exiliados asistentes al congreso — Rosa Chacel, Ángel Gaos o José Ricardo Morales —al oír la versión neoliberal de los intelectuales convocados por Muñoz Suay. O la mirada socarrona de Manuel Vázquez Montalbán. Volver ahora al tema con vestigios artísticos de la guerra, la exposición de Valencia capital de la República y las fotos del Congreso de1987, de Antonio Castillo, ilustra sin lugar a dudas cuestiones históricas, pero no sé muy bien qué tienen que ver los debates políticos y culturales de entonces, con los problemas de las artes y las letras vigentes hoy en día. En un momento histórico donde la ideología la transmiten mañana, tarde y noche, los tertulianos de las televisiones públicas y privadas, en detrimento de las ideas del mundo de la cultura, uno se pregunta ¿qué papel juegan todavía los artistas y escritores? Que se investigue, estudie y debata en el mundo académico las diversas etapas de la historia del siglo veinte me parece muy bien, pero que se destinen 210.000 euros a la nostalgia de una capitalidad que hoy se ha desvanecido al paso de los años, me parece una cuestión que habría que debatir. Ni la administración debe suplir la crisis del mundo de las artes y las letras, ni los debates del pasado deben reemplazar los problemas de la cultura actual, que no son solamente la lengua, la patria o la bandera, como pretenden algunos intelectuales próximos a Compromís. En una sociedad plural como la valenciana con exponentes culturales del interés de Max Aub, Gil-Albert, Miguel Hernández o Vicent Andrés Estellés y Joan Fuster, por no hablar en el mundo de las artes de Andreu Alfaro, Eusebio Sempere, Juan Genovés, Hernández Mompó, el Equipo Crónica, Jorge Teixidor, el Equipo Realidad, Carmen Calvo, Joan Cardells o Miquel Navarro, resulta algo baladí seguir empeñados en el debate histórico que, por cierto, tiene una segunda parte, que es el exilio, silenciado al paso de los tiempos. A ver si el próximo congreso o jornadas de las artes y las letras promovidas por la Generalitat Valenciana tienen algo que ver con los problemas de la cultura actual.

Nota de redacción: No hay fotos de evento porque no llegó, ni la convocatoria de prensa, ni de fotos.

Foto: Josep Renau.

Escrito por
More from Redacción

SMOKING SOULS: ESCOLTA EL NOU DISC

TURIA: Smoking Souls fan un pas de gegant. Melodies que apunten a...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *