Cartelera Turia

SUSCRIPCIÓN

ENTREVISTA.-MARÍA ALBIÑANA Y LUKE EVE ESTRENAN UNCANCELLED

JAVIER BERGANZA: Valencia amanece con sol y con frío. Parece no decidirse. A las 10:30, bajo las Torres de Quart, María Albiñana y Luke Eve me esperan. Buscamos un café dónde sentarnos y hablar. Ellos estrenan película, Uncancelled, y yo tengo la suerte de poder charlar con ellos sobre todo el proceso. El café, igual que el día, arranca caliente pero, por culpa de la conversación, termina frío.

¿Quiénes son María Albiñana y Luke Eve?

María Albiñana: Me formé en danza clásica y después en interpretación, aquí en la ESAD de Valencia. Llevo trabajando los últimos 15 años como actriz, algo que he podido compaginar junto a la coordinación de la sección de series del festival Cinemajove. Hará 6 o 7 años me mudé a Los Ángeles y allí conocí a Luke. Y bueno, hemos estado trabajando juntos en varios proyectos, hasta el día de hoy.

Luke Eve: Bueno, soy un director de cine australiano que, durante muchos años, ha sido un poco trotamundos. Eso me ayudó a encontrar mi pasión, el hecho de moverme por muchas ciudades, conocer gente y hacer muchas fotos, me hizo apasionarme por querer contar historias. Volví a Australia y allí terminé de formarme en cine. Logré hacer mi primer largometraje pero justo se estrenó cuando la pandemia del COVID-19. Lo cual también nos lleva un poco a la entrevista de hoy.

Y es que Luke y María, allá por 2020, estrenaron una webserie que terminó por tener cientos de miles de visitas y una grandísima cantidad de premios. La serie se llamó Cancelled, debido a que Luke y María tuvieron que cancelar su boda en Valencia por culpa del confinamiento. Se quedaron encerrados en casa, junto a la madre de Luke, lo que les llevo a escribir y rodar esta serie que ahora se ha convertido en largometraje y que cierra la historia.

¿Porqué decidís cambiar el formato y hacer un largometraje en lugar de una tercera temporada?

M.A.: Uncancelled iba a ser la segunda temporada. Nos propusieron hacerla para cerrar la historia, la boda que no pudo hacerse. Pero justo me quedé embarazada, así que ahí surgió Recancelled, lo que sí terminó siendo la segunda temporada de la webserie. Después, desde la productora, nos dijeron si queríamos hacer el largometraje y claro, ante esa propuesta siempre dices que sí.

L.E.: Claro. Es cierto que hubo dificultades. Contábamos con más presupuesto que con la webserie, pero seguía siendo reducido. Y tuvimos que reescribir mucho para conseguir que el espectador pueda ver la película sin haber visto la serie antes. Intentamos que el primer acto de toda la información posible y que nadie se pierda, sin que sea una sobreexposición. Además, con las Fallas como telón de fondo, nos parecía una forma muy bonita de cerrar la historia. Esto es el final de Cancelled y estamos muy orgullosos del resultado.

Pese a que sea una ficción, gran parte de la historia nace de vuestra vida privada. ¿Cómo habéis conseguido separar esa ficción de la realidad?

M.A.: Pues fue más fácil de lo que me pensaba. Cuando veo la peli no pienso que estoy viendo mi vida. Es una versión de mi. Es una línea muy fina, pero conseguimos respetarla. Después lxs espectadorxs podrán pensar sobre si lo que ocurre es absolutamente verdad o no, y eso es justo lo que nos interesa, que cada uno se imagine su realidad, que unos piensen que es casi un documental y que otros crean que es todo ficción. Después, lo que fue el rodaje, fue una experiencia agradable. En muchas secuencias contábamos con equipo reducido. Fueron todos super profesionales y respetaron muchos nuestros espacios y nuestros tiempos. Tener que rodar con tu familia, con tus hijos, en tu casa, es una tarea difícil, pero por suerte pudimos hacerlo con cierta facilidad.

L.E.: Quisimos preservar al máximo la realidad de nuestra historia. Rodamos en la misma iglesia dónde nos casamos, fuimos a la misma masía donde celebramos el banquete… Y lo dicho, hay momentos más difíciles de separar que otros. Pienso mucho en el proceso de montaje, yo tengo que separarme de mi mismo y verlo todo como una película, no juzgarme porque sea yo el que también esté interpretando en ese momento. Ser honesto y tratar de tener perspectiva. Ese proceso puede que fuera de los más difíciles, pero es lo que tienes que hacer.

¿Y qué distribución va a tener Uncancelled?

L.E.: La idea era buscar plataformas. Creo que es lo que mejor se ajusta respecto a lo que veníamos haciendo en Cancelled y Recancelled. Pero también pensamos que sería muy bonito intentar girar por cines. Hemos hablado con Caracter Films y el próximo día 7 haremos un preestreno en los Cines Lys. Y ya el día 8 estrenamos en varias ciudades de España. Poco a poco iremos yendo a más sitios junto a la película, para poder hablar de ella y buscar algo de contacto con el público, que nos parece algo vital.

¿Y qué diferencias habéis encontrado entre Australia y España a la hora de levantar un proyecto?

M.A.: Es completamente distinto. En España tenemos un grave problema con la burocracia. Aquí el proceso de levantar un proyecto está muy partido, no se ve como un conjunto. Está muy departamentalizado. Y eso es algo antinatural en el arte. En general, en España, es mucho más difícil. Primero, en comparación a Australia, casi no hay inversión privada, lo que dificulta más aún las cosas. Y, en el apartado público, allí cuidan cada paso al máximo. Están contigo, acompañándote y dándote feedback para prácticamente cada aspecto de la película. Que a fin de cuentas, es cuidar su inversión. Aquí es todo mucho más frío. Te dan la subvención pero ves el dinero al final, por lo que tienes que pedir un préstamo al banco. Todos los pasos parecen complicar el proceso. Y el seguimiento por parte de las instituciones es casi nulo.

L.E.: La sensación es que aquí es mucho más difícil. Todo el proceso de financiación es más complejo. Hay poco acompañamiento y poco apoyo. Y, en general, en el país, se premia poco el ser emprendedor y apostar por tus ideas. Pero claro, también hay aspectos positivos. Fue muy sencillo rodar cosas aquí, hablo en un sentido social. La gente nos abría las puertas de sus casas. Los bares. Incluso el ayuntamiento, nos facilitó mucho conseguir los permisos de grabación. Eso en Australia es mucho más complicado. Me imagino que tiene que ver con lo cultural.

¿Qué le diríais al Luke Eve y a la María Albiñana de 20 años?

L.E.: En mis 20 años tenía mucha confianza en mi mismo. Algo que perdí un poco en mis 30. Así que si pudiera cambiar el momento y hablar con mi yo de 30 años, le diría que dejara de dudar de sí mismo y confiara en su instinto.

M.A.: Le diria: “Sigue que vas bien. Tienes toda la razón.”

¿Una película de la historia del cine que te hubiese gustado dirigir y un papel de la historia del cine que te hubiese gustado interpretar?

L.E.: Seven. Three colors: Blue. No country for old men. Por ejemplo.

M.A.: El cuento de la criada.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *