ENTREVISTA CON PACO PLAZA DIRECTOR DE VERÓNICA.

LAURA PÉREZ: Paco Plaza sabe manejar los códigos del cine de terror, pero nos interesa más todavía cuando cuenta historias de personajes a través del género. El director de la saga REC presentó en Valencia Verónica, una historia de los cambios de la adolescencia contada a través de las ciencias ocultas y los fenómenos paranormales.

La película fue un encargo, ¿cómo surgió el proyecto?

Enrique López Lavigne, el productor de la película, tenía la intención de hacer un film basado en el expediente Vallecas. Este caso se caracteriza porque es el único en España en el que un inspector de policía pone por escrito que él ha sido testigo de primera mano de fenómenos paranormales. Eso lo convierte en algo paradigmático y le parecía que tenía mucho gancho para contar una buena historia. Nosotros empleamos esta excusa argumental del archivo policial para urdir una ficción en la que incorporamos elementos de este caso, pero también de otros similares. ¿Qué elementos de la historia real habéis cogido y cuales son de vuestra propia cosecha?
Aportamos muchísimo. Partimos de la reflexión de que la realidad no existe y de que todo lo que pasa por el tamiz de los ojos de un narrador se convierte en ficción automáticamente. Entonces, o te planteas hacer un documental detallado, explicando paso a paso una recreación fidedigna de los hechos y siendo consciente de que estás haciendo un falseamiento, o asumes de que lo que estás haciendo es una ficción.

El personaje principal, Verónica,¿lo habéis construido vosotros a partir del caso?

Totalmente ficticio. En realidad lo que quería hacer era hablar del traumático paso de la infancia a la adolescencia. En la adolescencia empiezas a cambiar literalmente y transformarte en otra persona. En el caso de los hombres te cambia la voz, te salen pelos en sitios muy extraños… En el caso de las chicas, sobre todo hay un cambio emocional en el que eres plenamente consciente de que la gente no te está mirando igual. Los adultos comienzan a tratarte de manera distinta y se suma el pánico de que no te reconoces a ti misma y no te sientes demasiado cómoda. Hay algo que no acabas de entender y ese pánico que se genera era el campo donde abonar la historia de Verónica.

Sí, pero curiosamente, Verónica ya se comporta como una mujer madura, con responsabilidades que no le tocan a su edad. Ella ya ha asumido ese papel de adulta.

Claro, a ella le han obligado. Es una niña a la que le han arrancado de cuajo su infancia, mientras sus amigas piensan en fiestas y en estar con amigos. Para mí era muy importante mostrar detalles, por ejemplo cuando acompaña a su hermano menor a la guardería y ella se queda en el umbral de la puerta, como si a ella el mundo de los niños le estuviera vetado y ya no tuviera cabida ahí. Verónica es una adolescente a la que le toca despertarse sola, cuando a todos nos ha sacado nuestra madre de la cama. Hay un elemento de Cenicienta de que esta chica está teniendo una vida que no le corresponde.

¿Son esas apariciones como un símbolo del miedo que ella tiene a hacerse mayor?

Todos los adolescentes se sienten solos. Los monstruos son como una proyección del inconsciente, y de alguna manera simbolizan aquello que tú no te atreverías a contarte a ti mismo y ejecuta acciones que quizás tú deseas que pasen pero nunca te dirías a ti mismo que es así. Dentro de ella hay una pulsión, un elemento que no la está dejando vivir la vida que le toca. Es una toma de conciencia de que no sabemos hasta qué punto es real o es provocado por ella. Aunque Verónica es aficionada a las ciencias ocultas, ella quiere contactar con su padre fallecido, quien es quizá un poco el causante de sus problemas y esa nueva vida que no desea. A mí me gusta que las películas tengan recovecos y no te lo den todo masticado, sino que el espectador pueda aportar algo. Sin duda en la película el padre es un misterio, conscientemente

Escrito por
More from Redacción

CRÍTICA DE MIL COSAS QUE HARÍA POR TI, DE DÍDAC CERVERA: ABUSO SELFIE

(1)DANIEL GASCÓ: El debut de Didac Cervera en el largometraje es fruto...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *