EUGÈNE GREEN GANA EN EL FESTIVAL DE GIJÓN

Festival de cine de Gijón. FICX 2017.

Podríamos decir que el palmarés que cierra esta 55 edición del festival de cine de Gijón nos ha dejado a muchos algo sorprendidos. Nunca llueve a gusto de todos, y para más inri este año durante las primeras jornadas no calló ni gota. Asuntos meteorológicos aparte, sorprende conocer la película que se llevó el premio Principado de Asturias al mejor largometraje. El galardón, este año con una nueva imagen –recordemos la renovación del equipo del festival- se lo llevó un veterano cineasta como es Eugène Green, por su última película la singular propuesta titulada En Attendant les Barbares. Muchos fueron (fuimos) los que salimos de su proyección algo contrariados con lo que habíamos visto en pantalla. Fiel a su estilo, el director de Les fils de Joseph –que participó en la Berlinale y ganó al mejor en Sevilla en 2016- nos presenta una obra muy teatral, que nos sitúa en un taller de interpretación donde un grupo de actores trabajan aislados del exterior. No solo resulta excesivamente estática y monótona (un solo escenario, fondos oscuros y vacíos, y texto, en prosa y en verso), sino que pese a su corta duración, apenas 75 minutos, logró acabar con la paciencia de algún espectador.

El propio cineasta tuvo la ocasión presentar este estreno mundial en Gijón y tener un coloquio con el público, donde algunos aseguraron estar encantados con la película. La describían como poética y hermosa gracias a la fabulosa dicción del idioma francés de sus protagonistas; totalmente de acuerdo. Eugène Green nos contó además acerca de los orígenes de este proyecto de encargo, en un principio previsto como un verdadero taller que iba a ser captado por la cámara. También confesó que se tratar de una producción muy lowcost y que apenas habían cobrado los actores que participan –Valentine CaretteHélène GratetAnne-Sophie BaillyChloé Chevalier, etc.- así como anunció que la película no va a ser distribuida en cines, pues era una de las condiciones para llevarla a cabo.

 

Foto. Luis Gracia Reglero

Reparando en el resto del palmarés, la Mejor Dirección fue a parar  a manos de Ana Urushadze, realizadora georgiana de Scary Mother, una cinta inquietante y bastante notable, que fue por cierto una de las favoritas que apuntaban para ganar el primer premio. La cinta se llevó también el premio a la Mejor Fotografía para Konstantin Mindia Esadze.

El actor recientemente fallecido Harry Dean Stanton, ganó al Mejor Actor por Lucky, de John Carroll Lynch, la cual también se alzó con el premio a la mejor BSO para el compositor Elvis Huehn. La Mejor Actriz fue la protagonista de On the Beach at night alone -lo último de Hong Sang-soo– Kim Min-hee, que destaca con una interpretación dramática muy potente que ya fue reconocida en la pasada edición de la Berlinale. La cinta búlgara Posoki/Destinos (que se estrena este viernes) se llevó el premio al Mejor Guion fue para Stephan Komandarev –director de la misma- y Simeon Ventsislavov, quienes ya participaron en Cannes en Un Certain Regard. La película argelina En attendant les hirondelles/Until the birds return, escrita y dirigida por Hamid Boughrara fue obsequiada con dos premios; el premio “Gil Parrondo” a la mejor dirección artística y el Premio Especial del Jurado, este año compuesto por el cineasta Whit Stillman, la directora Andrea Jaurrieta, la actriz Cuca Escribano, el escritor Dennis Lim y la productora Eugenia Mumenthaler.

Verónica Forqué recogiendo su premio Foto. Luis Gracia Reglero

En lo que respecta a la Sección Oficial de cortometrajes, el ganador fue La bouche, cortometraje francés dirigido por el colombiano Camilo Restrepo, cuya obra conforma un díptico junto a su anterior trabajo Cilaos, y donde en ambos hace una denuncia del colonialismo a través del relato que sigue a un mismo personaje. El jurado joven se reserva su espacio para premiar a dos películas: en el formato corto, la francesa Gros chagrin, de Céline Devaux y para el largometraje Scary Mother, que se lleva así su tercer galardón en esta edición. Por su parte, el jurado FIPRESCI de la crítica especializada dieron por ganadora a Manuel, de Darío Alvertini, la cual participaba en la sección Rellumes, que se reserva el certamen para películas con otros lenguajes expresivos y nuevos discursos. Por último, el Premio del Público otorgó su reconocimiento al mediometraje documental El equipo de mi barrio, de Rafa de los Arcos, que trata sobre la lucha por mantenerse a flote de un pequeño equipo de fútbol.

Los vermuts del FICX. Foto. Luis Gracia Reglero
Marina Seresesky en rueda de prensa Foto. Luis Gracia Reglero

Laura Pérez Gómez

@Laura_deMarte

Fotos: Luis Gracia Reglero

 

Escrito por
More from Redacción

ENTREVISTA CON FERNANDO DELGADO, AUTOR DE “EL HUIDO QUE LEYÓ SU ESQUELA”

JOSÉ MANUEL RAMBLA: Hace años que Fernando Delgado se trasladó a vivir...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *