GASTRONOMÍA: III PREMIS CACAU D´OR 2017

ANDREA GABRIELLI: Han sido días de pasión y celebración de algo que es todo un símbolo de esta tierra, algo que pocos valencianos están dispuestos a perdonar: me estoy refiriendo al almuerzo (l’Esmorzaret). Cuando hablo de almuerzo fuera de esta región la gente entiende la comida de mediodía en sentido genérico, pero aquí es algo especial y que un forastero como yo ha tardado tiempo en entender. En realidad el almuerzo no es solo un ritual que hace que todas las mañanas un montón de personas paren de repente de trabajar y se sienten en el “bareto” más cercano a comer, es más bien una filosofía de vida, una manera de afrontar los problemas cotidianos con actitud positiva. Solo con decir la palabra, almuerzo, se pone uno de buen humor y a la gente que te rodea se le dibuja una sonrisa. Esa pausa convival que nos pone las pilas, compartiendo unos encurtidos y unos cacaos, para luego seguir cada uno con su bocadillo, su cerveza favorita, su vinito o su vermú, rematando todo con un bombón (algo que los “de fuera” no conocen y de lo que en seguida se enamoran). El 27 de noviembre en el Veles e Vents se ha celebrado la gala de concurso “III Premis Cacau d’Or 2017”, con los que Amstel reconoce los mejores almuerzos de la Comunidad Valenciana. El evento ha contado con la participación de destacados representantes de la hostelería valenciana que han podido disfrutar del homenaje “L’Esmorzaret, alma de la dieta mediterrànea” donde se han podido catar productos gastronómicos de excelencia. Los miembros de la comunidad virtual #LaCulturaDelAlmuerzo han visitado cientos de locales para elegir los mejores. El primer premio ha sido para el Bar Marvi (C/Santos Justo y Pastor, 14), todo un referente en Valencia con influencias gallegas: famoso su “pulpo a feira”, el lacón y la espectacular “queimada con conxuro”. El segundo reconocimiento ha ido a Casa Cent Duros, lugar tradicional ubicado en plena huerta de Borbotó (Camino Masarrochos, 10) que propone los platos que consumían los campesinos que iban a reponer fuerzas en las duras mañanas de trabajo. Y, para terminar, el tercer premio se lo ha llevado Les Tendes de L’Almàssera (Avinguida del Mar, 59), conocido por su oferta a precios populares de tapas típicas como esgarraet, tellines o bocadillos como el llomello amb faves o el Almussafes. El fin de semana anterior y previo a esta fiesta de la tradición valenciana tuvo lugar la “Feria del Cava Valenciano” en el incomparable escenario del Mercado de Colón. Mucho y muy variado el público (las crónicas hablan de 10.000 asistentes) que deambulaba con su copa en mano por tan precioso lugar disfrutando de los mejores cavas producidos en nuestra región: Dominio de la Vega, Pago de Tharsys, Bodegas Hispano Suizas, Chozas Carrascal, Coviñas, Torre Oria, UVE, Vegalfaro y Murviedro (espero no haber olvidado a nadie). El evento ha contado con la colaboración gastronómica del ecléctico chef Steve Anderson (medio inglés y medio birmano afincado en Valencia desde muchos años), dueño del Seu Xerea y del Ma Khin Café, que organizó para el evento un taller donde se fusionaba su cocina con los cavas presentados por la enóloga Raquel Armero. Por otro lado, es inevitable también, leer entre líneas y darse cuenta que no es casualidad la promoción de tal producto, “critico” objeto de boicot si proviene de regiones con ambiciones independentistas. Dejando a un lado el oportunismo comercial, es innegable que el cava valenciano se encuentra en un momento de esplendor como nunca en su breve historia. Hay productos de excelencia absoluta, capaces de competir no solo con los métodos clásicos de Cataluña, sino con espumosos del otro lado de los Pirineos. Y no me refiero solo a los Champagne, sino a los Crémants de Alsacia, Borgoña o Loira, a los Spumanti de Italia o los de Alemania. No estaba (o me lo perdí yo) el Babel del Celler Vinya Natura, pequeño productor del interior Castellón (solo 6 hectáreas), un vino 100% Macabeo del que se producen apenas 8.000 botellas y que recibió el premio como mejor cava de la región en la “IV Mostra de Cavas Valencianos”. Ojalá lo encuentre en la próxima edición. Mientras llega la ocasión, disfrutaré encantado de mi almuerzo bajo el tibio sol de diciembre sentado en la terraza del bar bajo mi casa, con una copa de cava y la lectura imprescindible del último número de la Cartelera Turia.

Escrito por
More from Redacción

LAS MEJORES IDEAS PARA REGALAR OCIO Y CULTURA

TURIA:EXTRA REGALA CULTURA EN NAVIDAD. Sale a la venta el viernes 24...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *