HUEVO DE COLÓN: LA CABRA DE LA LEGIÓN YA VA HACIA CATALUÑA

COCOLISO: DESDE la mayoría de los medios de comunicación de Madrid (no podía faltar el diario El País, cada vez más de derechas ¿todavía?) se ha dado una visión muy negativa sobre todo lo que ha rodeado al fatídico atentado en Barcelona y Cambrils, destacando solamente infumables intervenciones como la del conseller de Interior, Joaquim Forn, y sobre todo, desprestigiando la actuación bastante impecable de los Mossos d’Esquadra.
LO MISMO ha sucedido con la manifestación que reunió a unas 500.000 personas el pasado sábado 26 de agosto, donde una minoría de participantes, situada estratégicamente tras los cargos públicos, se dedicaron a abuchear al rey Felipe VI y a Mariano Rajoy. Una vergüenza. En Francia no se pita al Rey desde el año 1793.
LA INMENSA mayoría de los que se manifestaron tuvieron una actitud totalmente cívica, en contra del terrorismo y en solidaridad con las víctimas. Ya se sabe que “a río revuelto, ganancia de pescadores”.
NOS gustaría destacar algunos hechos que han sido ninguneados por las profesionales de la bronca y la división. En primer lugar la eficacia y la forma en la que los Mossos d’Esquadra han cumplido con la misión encomendada. En Cambrils, un solo agente se cepilló a cuatro terroristas, recibiendo cada uno un solo disparo.
ALGÚN indocumentado ha dicho que era mejor detenerlos y que si portaban un cinturón, supuestamente con explosivos, era mejor dispararles, por ejemplo a las piernas. Desconocen que las normas, en estos casos, indican que se debe tirar a matar por el riesgo que conlleva hacer explotar dichos explosivos, aunque en este caso fueran falsos.
EL HISTORIAL sospechoso del imán de Ripoll solamente obraba en poder de los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado, o sea, la Policía Nacional y la Guardia Civil. Esa información no se había transmitido a la policía catalana. Y ahora le echan la culpa a los Mossos. ¿Y dónde ha estado durante todo este tiempo el CNI?
YA QUISIERA Juan Antonio Zoido, ministro del interior, un portavoz como Josep Lluís Trapero, Major de los Mossos, que informó al momento de todos los acontecimientos según se iban produciendo, sin ningún tipo de especulación o latiguillo político, contestando a las preguntas de los periodistas.
CON toda la modestia del mundo, Trapero todavía reconocía el pasado martes que Abdelbaky es Satty, imán de Ripoll había engañado a todo el mundo, incluida la policía. Además, Trapero resulta un mocetón muy atractivo…ja…ja…
EL PRESUNTO periodista Francisco Marhuenda se ha dedicado a burlarse del Major de los Mossos con todo tipo de comentarios de rata de alcantarilla: que le haquerido hacer la pelota a sus jefes políticos y otras vilezas. Marhuenda tiene la cara
más dura que el cemento armado.
TRAS le ceremonia religiosa de carácter católico en La Sagrada Familia, donde todas las autoridades catalanas asistieron (Junqueras no tuvo problema de conciencia porque es practicante católico), se organizó una bella ceremonia intrreligiosa en las Drassanes, con la presencia de entidades Evangelistas, Musulmanas, Testigos de Jehová, Católicos, etc.
EN EL acto, al que asistieron unas 900 personas, jóvenes de todas las religiones leyeron párrafos de la Declaración de los Derechos Humanos, de la Biblia, Del Corán, de la tradición budista y de la Torá. La actriz Carme Sansa condujo la ceremonia. Una similar se realizó en Cambrils.
AL FINAL de la manifestación multitudinaria, la actriz Rosa Maria Sardà y Miriam Hatibi, activista por la paz, leyeron textos seleccionados por el director teatral Lluis Pasqual, uno de los fundadores del mítico Teatre Lliure de Barcelona.
EL PRIMERO un homenaje de Federico García Lorca a la Rambla (“La única calle de la tierra que yo desearía que no se acabara nunca”), y el segundo de Josep Maria de Sagarra (“És tot un cel de blau i d’alegria / aquesta Rambla meva, i em fa esglai /pensar que puc deixar-la sols un dia: /la Rambla i jo no hem d’apartarnos mai”), y las notas finales de El cant dels ocells, de Pau Casals.
LA PERIODISTA Aitziber Azpeitia destacaba en una crónica de La Vanguardia: “La ciudadanía se echó a la calle para homenajear a las víctimas y reivindicar la paz”. “Banderas españolas y estelades convivieron con multitud de otras nacionalidades”. “Los asistentes enfatizan la diversidad cultural que caracteriza a los baceloneses”.
LA CRÓNICA iba encabezada con una fotografía en la que manifestantes besaban a Mossos d’Esquadra junto a una furgoneta policial llena de flores. Desde Madrid solamente se ha magnificado el barullo.
EN LA POBLACIÓN de Rubí, el abrazo de un imán con el padre de Xavi, el niño de tres años que fue asesinado en La Rambla, acabando ambos llorando, junto a la madre, emocionó a los centenares de personas que asistieron y nos puso los pelos de punta a los que vimos estas imágenes en televisión. Modélico.
EN UN reportaje de Manuel Jabois en El País, recogía unas declaraciones del escritor mexicano Diego Osorno, experto en el narco de su país. Tras narrar varios casos espeluznantes de asesinatos, desaparaciones y corrupción política,concretaba que en una década casi 200.000 personas han sido asesinadas, 30.000 desaparecidas y otras 35.000 desplazadas a a fuerza.
SU CONCLUSIÓN es que ”México no es una dictadura pero en lo que va de siglo XXI ha registrado una cantidad mayor de horror a la de cualquier dictadura latinoamericana del siglo pasado”. Casi nada.

Publicado en Turia 2.796

Escrito por
More from Redacción

XXIV PREMIS TURIA 2015

Mejor Película Española: LA ISLA MÍNIMA, de Alberto Rodríguez Mejor Película Extranjera:...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *