SEMINCI 2018. Encuentro de mujeres productoras del cine en España.

LAURA PÉREZ (Valladolid): La presencia de la mujer en los festivales de cine distintos ámbitos aumenta año tras año, y este incremento es un dato que los festivales siempre procuran destacar a los medios. Si bien queremos creer que se trata de un hecho totalmente natural y síntoma de un cambio lento pero progresivo de la posición de la mujer en la industria audiovisual –y afortunadamente, de la sociedad en general-, aplaudimos estas cifras que demuestran que la mayor visibilidad de nuestro trabajo es cada día más real. Esta situación no debe pasar por alto a los festivales de cine, pues son ellos los que cada año se encargan de tomar el pulso a nuestra industria cinematográfica y ofrecer una visión global del estado de salud de nuestro cine; qué se produce, cómo se produce y quien lo produce. Los datos son esperanzadores pero no hay que bajar la guardia.

Por ello, en el marco de la 63ª edición de la SEMINCI ha tenido lugar un Encuentro de mujeres productoras del audiovisual en España, lo que ha permitido reunir a 27 productoras de nuestro país, que vienen a representar diversos modelos de empresas productoras, ya sea las más potentes –El Deseo, Atresmedia Cine, Tornasol, Apache- como algunas de menor recorrido.

Tras una mañana intensa en la que las productoras estuvieron reunidas durante varias horas, esa misma tarde convocaron a todos los medios en una rueda de prensa que presentada por Javier Angulo, director del festival, y moderada por Carlos F. Heredero, responsable de la revista Caimán Cuadernos de cine.

La intensa jornada dio lugar a interesantes conclusiones que tuvieron a bien resumirnos un reducido equipo de productoras que, a modo de representantes, hicieron públicas las medidas que tiene previsto poner en marcha cuanto antes, con el fin de poner en valor el oficio de la mujer en la producción audiovisual de nuestro país. En la mesa estuvieron presentes productoras como Esther García, de El Deseo; Jara Yáñez, redactora de Caimán, Miriam Porte, de Distintos Films; Mercedes Gamero, directora de Atresmedia Cine, entre otras.

Fue Jara Yáñez la que inició la lectura del listado de conclusiones, no sin antes destacar que su encuentro resultó muy productivo y que existe una enorme voluntad de trabajo y esfuerzo por parte de todas para que estas medidas que fomentan la igualdad en la profesión se logren llevar a cabo, y apoyar así una evolución en cuestiones de género, para una sociedad que ya lo hace en distintos ámbitos.

Hago a continuación un repaso breve por las distintas conclusiones extraídas tras el debate. El equipo de profesionales  propone medidas que conciernen al modelo de gestión y financiación audiovisual, que estiman que se debe mejorar y harán cuenta de ello con reuniones periódicas de todo el sector. Varias de las medidas recurren expresamente al ICAA, órgano al cual solicitan la elaboración de un estudio que determine la presencia de la mujer en cifras reales y desglosarlo por categorías profesionales para clarificar la situación actual. Las presentes en la mesa añadieron que no existe una base de datos real hasta ahora, ya que lo estudios se basan normalmente a partir de los datos de las películas participantes de los premios Goya, lo cual es un estudio muy sesgado pues sabemos que no todas las películas españolas se presentan a los premios de la Academia.

Además, reclamaran al ICAA y demás administraciones públicas la implantación de una sistema de cuotas de manera progresiva para los proyectos que estén liderados por mujeres, partiendo  de un modo distinto de porcentajes en el reparto, puesto que la desigualdad de las ayudas de la industria es manifiesta. Solicitan además la elaboración de un directorio que visibilice el talento femenino en todas las categorías y perfiles profesionales de la industria del cine, así como impulsar un plan de acción que estimule la presencia de mujeres en el sector.

Otra de las medidas apela a los medios de comunicación y festivales de cine. Proponen que colaboremos en la visibilización de la mujer en las tareas de producción, y a los certámenes solicitan que existan comités de selección paritarios que garanticen de algún modo mayor presencia femenina en las películas que compiten.

Por último, las medidas más concretas y enfocadas a la concienciación por parte de todos y todas para mejorar la situación de la mujer profesional en este sector son de lo más lógicas. Como ya apuntaron públicamente, todo esto se tendría más en cuenta si la Ley de Igualdad ya existente se cumpliera como deber ser. Estas medidas se resumen en un compromiso por parte de todos para eliminar la brecha salarial entre mujeres y hombres; mejorar las medidas de conciliación familiar, que todavía hoy afectan más a la mujeres; exigir como decíamos, el cumplimiento de la Ley de Igualdad y la garantía de sanción; dinamizar una mayor unión del sector por nuestra parte; y por último, potenciar el emprendimiento de las nuevas generaciones de mujeres en la producción.

Tras la lectura de las conclusiones, se llevó a cabo un interesante debate entre prensa, público y productoras y productores presentes en la sala. Se ampliaron  algunas propuestas, se habló de conciliación, de la necesidad de tener el apoyo de las instituciones, así como de los compañeros productores, y se nombró una vez más la relevancia de la educación igualitaria en las escuelas y en el entorno familiar, para que las generaciones próximas no se topen con las dificultades que se han encontrado las productoras mujeres más veteranas de nuestra industrias. Se apeló también a la autocrítica, especialmente para los medios de comunicación y festivales, que son los que dan voz a este tipo de propuestas que fomentan la igualdad de género, así como se propuso también valorar de algún modo el rol de la mujer en los papeles femeninos en las películas, asegurándonos en un futuro que los personajes de mujeres no cumplan un perfil discriminatorio ni minoritario con respecto a los hombres. En un momento dado se llegó a comparar esta situación con el resto de Europa, ya que los números son muy similares -exceptuando países como Suiza-, y que los porcentajes son todavía escandalosamente desiguales –solo un 28% de las productoras ejecutivas son mujeres, y los número bajan estrepitosamente en categorías más técnicas como la dirección de fotografía-. Pese a todo, el mensaje global para concluir el acto apuesta por mostrar una cara positiva de todo esto, pues las medidas propuestas son factibles y resulta necesario mirar al futuro próximo con optimismo. Hay motivos para hacerlo, puesto que si nos fijamos, los últimos años las películas ganadoras del Goya a mejor película han sido producidas por mujeres.

 

Enlace a las CONCLUSIONES ENCUENTRO ‘LA MUJER EN LA PRODUCCIÓN AUDIOVISUAL ESPAÑOLA’

 

Laura Pérez Gómez

Escrito por
More from Redacción

(3) CRÍTICA DE PLACER FEMENINO:INELUDIBLE REFLEXIÓN

(3) ARIADNA GONZÁLEZ: A pesar de su título este necesario documental de...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *