SERIES: PERDÓNAME SEÑOR,LA MAFIA DE BARBATE

EDGAR B.DE MURCIA:Perdóname, Señor es la última apuesta de Telecinco para el prime time de la noche de los miércoles; la serie cuenta con el principal reclamo de Paz Vega como actriz protagonista y en ella también participa (aunque más bien poco) el siempre correcto Antonio de la Torre. La historia nos adentra en un Barbate castigado por la guerra entre dos bandas criminales que pelean por controlar la playa de la localidad y dominar una ruta utilizada para el contrabando desde la otra parte del estrecho. Una monja natural de la ciudad gaditana, vuelve tras años de ausencia sólo para descubrir que la familia que le queda allí está metida hasta lo más hondo en el crimen organizado de la zona. Además, para complicarlo todo un poco, ella tiene lazos afectivos con integrantes de una y otra organización; así que la pobre mujer se encuentra en medio de todo el meollo. Esta serie, que habría sido de lo más moderna si se hubiera estrenado en los años 60, se presenta con un planteamiento un tanto anacrónico que gira en torno al personaje de la ingenua Sor Lucía, a quien pone rostro Vega, que enseña Filosofía (sí, has leído bien) en un instituto público. Aparte de la Iglesia, otra institución con gran presencia en la trama es la Guardia Civil, que intenta acabar con la lacra del contrabando aunque, siendo que la playa por la que se libra la lucha entre criminales
es sólo una, ya podrían organizarse algo mejor, porque los “malos” campan a sus anchas y hacen lo que quieren; además, el guión se toma algunas licencias que quitan credibilidad a la narración, ¿o es lógico que si la Benemérita deja inconsciente a un delincuente en mitad de una operación, lo abandonan ahí tirado hasta que se despierte y se vaya a su casa? Pregunto, que yo no lo sé. En definitiva, serie previsible en la que sólo Paz Vega y Paco Tous parecen estar a la altura.

Escrito por
More from Redacción

LAS OREJAS DEL LOBO

Hace cuatro o cinco años, una parte importante de la izquierda europea...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *