TELEVISIÓN: EL W.C DE TVE SE ATASCA EN “HORA PUNTA”

VERÓNICA PUIG: Desde que me he enterado que Torito abandona a María Teresa Campos y se va al programa Hora Punta, que presenta ese plastificado personaje llamado Javier Cárdenas, no he podido conciliar mi relación con el tubo catódico o plasmario, según se mire, en varias semanas. No termino de reconciliarme con la cadena pública desde que ese marciano, cuñado de Alfonso Arús, aterrizó en prime time y todas las putas noches nos ofrece una ración de telebasura a mitad camino entre Crónicas marcianas, Esta noche cruzamos el Mississippi o el Aquí hay tomate. Hora punta es un programa de idiotas, para idiotas y seguramente, a la medida de la mentalidad de los nuevos directivos de TVE, o sea, para idiotas. No hay vida inteligente en el programa. Me gustan los frikis, la gente rara y las visiones particulares de las cosas, pero buscarle la risa a videos estúpidos, escuchar a invitados que practican un humor blanco como la lejía (no sea caso que ofenda a alguien del gobierno), buscar el amarillismo y la más nefasta versión de la crónica social, no tiene un pase, a menos para esta modesta crítica televisiva que es de todo, menos masoquista, decida comerse varios vasos de helado mientras hace esta reseña. Pero la cosa no queda ahí. La copresentadora del espacio, Alejandra Castelló tiene más afán de protagonismo que el mismísimo Pablo Motos. Ella está dispuesta a todo con tal de tener su momento de gloria en Hora Punta. El otro día se bañó en vómito de vaca. Ya sabemos que es lesbiana, que tiene una relación con la actriz Babeth Ripoll, que le gusta que le muerdan los pezones, que si fuera heterosexual se habría enamorado de Cárdenas, su jefe. Ya no sé qué le queda por vender a esta chica. Que Javier Cárdenas se compare con Buenafuente o Wyoming es un insulto a la inteligencia de un televidente medio, o jugar con la decencia de la gente. Puede que el programa de Buenafuente en Movistar 0, no tenga una gran audiencia, pero posee una calidad, un humor y una personalidad que ya le gustaría al presentador de Levántate y Cárdenas. Porque el suyo no tiene ni calidad, ni personalidad, ni siquiera audiencia. ¿De verdad no tiene TVE otra oferta para la noche? ¿Hasta cuándo van a mantener a semejante mamarracho al frente del peor programa de la semana (por citar a aquel que hizo el Wyoming)? ¿Qué hemos hecho los críticos televisivos para merecer esto? Ya solo falta que llame a su cuñado Alfonso Arús. Eso sí que sería un gran espectáculo. Si algún día seleccionan ese día, por favor, tómense un chupito a mi salud en un cubo de helado.

Escrito por
More from Redacción

TURIA NÚMERO 2.773 TODO EL OCIO Y CULTURA DE LA COMUNITAT VALENCIANA

TURIA: Vamos a cumplir próximamente 53 añitos ininterrumpidos en los kioskos y...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *