TV: LA TELEVISION ES NUTRITIVA

VERÓNICA PUIG: Cuando al acabar el institu to dije en casa que tenía intención de estudiar Comunicación Audivisual, mi padre se levantó, buscó entre sus viejos discos y me dedicó una canción de un grupo de su época estudiantil, Aviador Dro: “La televisión es nutritiva”. Aquella dedicatoria, claro, iba cargada de ironía. Sin embargo, todavía son muchos los que consideran que la tele puede ser nutritiva, sobre todo cuando hablamos de política. El dirigente popular Pablo Casado así lo debe pensar después de haber fichado hace unos días al tertuliano Pablo Montesinos como candidato del PP por Málaga. Y no menos proyección mediática tiene su actual cabeza de lista por Barcelona,Cayetana Álvarez de Toledo, columnista de El Mundo que ganó popularidad también como tertuliana junto al ínclito Federico Jiménez Losantos en la Cope.Esta afición a las estrellas mediáticas también ha sido una constante en el partido de Albert Rivera. Ahí está su apuesta por Toni Cantó, reafirmada ahora en su lista para Valencia; o su respaldo al graciosillo Felisuco por las tierras cántabras. Y aunque en Atapuerca no existía la tele, también Vox ha flirteado con famosillos para dar vistosidad a sus planes de reconquista con nombres como el tántrico Fernando Sánchez-Dragó, la exconcursante de MasterChef Carmen Lamona o el fino humorista Arévalo. Tampoco la izquierda se ha librado de estas tentaciones con incorporaciones como las de Pepe Viyuela o nuestra querida Rosana Pastor al entorno de Podemos. Entre los socialistas, tras el fiasco de Màxim Huerta, esta vez se lo han tomado con deportividad y han preferido como mediático al ex entrenador Pepu Hernández para la candidatura madrileña. Esta relación entre la tele y la política es de doble dirección. Ahí está Pablo Iglesias, que se fogueó como tertuliano y todavía mantiene su programa de entrevistas en La Tuerka, donde también continúa su ex número dos Juan Carlos Monedero con su espacio En la frontera. En otros casos, la política abrió las puertas a una prolongada carrera tertuliana, como la protagonizada por Pilar Rahola, Cristina Almeida o, incluso, nuestra vicepresidenta Mónica Oltra. Más suerte tuvieron algunos servidores públicos que lograron en la televisión un éxito y una fama que jamás llegaron a imaginar. Este es el caso de Eduard Punset que terminó convirtiéndose en toda una estrella televisiva como colaborador de Andreu Buenafuente y, sobre todo, gracias a sus programas científicos Redes. En fin que igual mi padre y Aviador Dro no iban tan desencaminados y resulta que la televisión es nutritiva. A mí por el momento no me está dando para muchos lujos en restaurantes con estrellas Michelín. Aunque para un bocata de tortilla de patatas sí me alcanza.

Escrito por
More from Redacción

HUEVO DE COLÓN: DESMONTANDO A JUAN CRUZ

COCOLISO: COLUMNA de Opinión del escritor y periodista Juan Cruz en El...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *