UNA CIERTA PARADOJA

FERNANDO LARA: Si una película cuenta con la Mejor Dirección, el Mejor Guion Original, los Mejores Actores protagonista y de reparto, el Mejor Montaje, la Mejor Música y el Mejor Sonido de cuantas han sido seleccionadas, será también lógicamente la Mejor Película. Pues no, el sanedrín que decide los Goya ha decidido que ese galardón vaya a un film que solo cuenta además con los Premios al Mejor Actor Revelación y a la Mejor Canción Original… Curioso, ¿no?, y un tanto paradójico que Campeones haya superado a El reino en el lugar de honor de la edición de 2019, pese a haber vencido esta segunda en la mayoría de los principales apartados de las recompensas de la Academia. No digo yo que sea injusto, ni mis preferencias personales se inclinan por el film de Rodrigo Sorogoyen, contrariamente a los críticos de Turia, que lo han considerado el más valioso del pasado año, con una puntuación de 3,5 sobre 5. Cabe deducir, entonces, que algo fundamental de El reino ha fallado para que, después de ensalzar tanto sus ingredientes, no lo haya sido el plato final. Pero no parece que haya sido así al analizar las sucesivas votaciones, sino que se debe a otros motivos. Primero, que en este tipo de dictámenes “asamblearios” se funciona de manera distinta a como lo hace un Jurado que va sopesando su Palmarés y puede autoplantearse esa paradoja de destacar las partes y no el todo que resulta de ellas (aunque ha sucedido en más de un Festival). Y segundo, y quizá principal, que se ha introducido un factor extra cinematográfico en medio de la contienda entre El reino y Campeones, como son los singulares personajes de la segunda, que han provocado un alud de simpatía y solidaridad por parte del público, lo que, junto al “tirón” y enorme capacidad de Javier Fesser para conectar con los espectadores, la han convertido en el film español de mayor éxito de 2018, duplicando con creces en entradas a su rival. El hecho de que siempre se acusara a los académicos de despreciar el cine comercial en favor de propuestas más minoritarias, y probablemente el deseo de terminar esta vez con tal disociación respecto a la taquilla, ha cerrado el círculo que ha llevado a Campeoneshasta el Goya más relevante. Lo logró en una buena ceremonia sevillana, de la que quedarán para el recuerdo las muy emocionantes palabras de Jesús Vidal al recoger su premio como Revelación, el “gag” del semidesnudo de Silvia Abril y Andreu Buenafuente, la mezcla de tunos, fanfarria y batucada para “dar realce” a los cortometrajes, la maravillosa interpretación que Rosalía hizo de “Me quedo contigo” y la justa reivindicación feminista que recorrió toda la Gala a partir de la exigencia de ni una víctima más de violencia de género y de una real igualdad para las mujeres, ya sean cineastas o de cualquier otra profesión.

Escrito por
More from Redacción

EDITORIAL: EL FUTURO ES VERDE

TURIA: El pasado viernes cientos de jóvenes se concentraron en la plaza...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *