Crítica Turia

(3) SURO, de Mikel Gurrea. Entre alcornoques y la conciencia de clase

0

LAURA PÉREZ: Ocurre en muchos grandes festivales de cine, que cuando hay una opera prima entre la programación de la Sección Oficial, esa suele ser digna de atención para nosotros, ávidos acreditados en busca de nuevas voces del cine, en este caso español. Ocurre así con el primer largometraje que dirige Mikel Gurrea, Suro. Un grata sorpresa del pasado festival de San Sebastián entre las grandes producciones de renombre.

Suro -corcho en catalán- presenta a una joven pareja de catalanes, arquitectos de profesión y aparentemente sin problemas económicos, que como tantas otras al pasar la treintena y querer ampliar la familia deciden irse a vivir al campo en busca de tranquilidad y aire puro para sus futuros retoños. La finca de alcornoques que heredan será su sustento, mientras ella decide de qué color serán las baldosas del baño y él acompaña a sus jornaleros a la pela del suro en un intento por ser el jefe enrollado al que no le importa arremangarse. En un mundo ideal esta pareja tendría un prometedor futuro entre las montañas que han elegido como su nuevo hogar, pero en el mundo que plantea la película las cosas no son tan sencillas y la dura vida del campo y las propias leyes que él impone, coloca a cada uno en su lugar. Gurrea comienza este drama rural con una brillante presentación de personajes y de puesta en escena, y en cuanto presenta el conflicto -principalmente el de corte social- Suro vira al thriller de una manera sutil que enriquece mucho más el relato para plantearnos cuestiones de conciencia de clase, inmigración y, por qué no, la contrariedad del ejercicio de los roles de pareja. Una pareja formada por dos estupendos actores como Vicky Luengo y Pol López, que logran una química especial y afinan un arco de personajes en ciertos momentos inestable pero que logran hacer realista hasta el final. Recién acabo este artículo leo la noticia de que Suro recibe (solo) dos nominaciones a los Goya: a mejor actriz protagonista para Luego, y mejor dirección novel para Mikel Gurrea. Merecidísimos ambos.

3

(2) CLIFF WALKERS, de Zhang Yimou. Espías de diseño.

Artículo anterior

HUEVO DE COLÓN: “FOLLEU, FOLLEU QUE EL MÓN S´ACABA”, Y OTRAS FRASES NAVIDEÑAS.

Artículo siguiente

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NÚMERO CARTELERA TURIA

PUBLICIDAD

Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda