Firmas

Festival de cine de San Sebastián 2020: festivales en tiempos de pandemia

0

Despedimos este verano tan extraño, de escapadas nacionales e inusuales aglomeraciones en las playas, para recibir la nueva temporada de festivales que se prevé, cuanto menos, difícil de abordar. El Zinemaldia de San Sebastián se enfrenta a su edición más complicada, pero lejos de achantarse y volcar sus contenidos a la red para el consumo casero e individual, Rebordinos ha apostado por celebrar la 68ª edición de la mejor manera posible, contando con las proyecciones habituales teniendo en cuenta las numerosas medidas de seguridad que debe establecer. El festival donostiarra podrá fijarse en los protocolos que ya estableció el Festival de Málaga el mes pasado, o mirar directamente a cómo se ha celebrado la recién clausurada Mostra de Venecia, que pese a todo se ha celebrado con la mayor normalidad posible. Para asegurarte poder asistir a algún pase de cualquiera de las secciones, el festival advierte que hay que solicitar con antelación las entradas y esperar a recibirlas de manera digital; nada de ir a la cola y sobre la marcha. También habrá ruedas de prensa virtuales, actividades que podremos ver online desde cualquier punto del mundo -no hay mal…- y habrá que contar con aforos reducidos y mantener las distancias en la medida de lo posible – Donosti es el festival donde más colas y aglomeraciones he visto, después de Cannes claro-. Lamentablemente y muy a mi pesar, una servidora no podrá asistir este año, pero sí que puedo hacer un resumen de algunos de los títulos más interesantes que se van a poder ver presencialmente en esta nueva edición del festival de cine más importante de nuestro país.

Como no podía ser de otra manera, el certamen abre este mismo viernes con la última de Woddy Allen, Rifkinks Festival. No sabemos si el director podrá ir a presentarla, pero lo que sí es cierto es que veremos a Louis Garrel, Gina Gershon o Christoph Waltz  paseando por las calles de San Sebastián, ya que la cinta se rodó allí mismo hace tan solo un año y el festival adquiere mucho protagonista en la propia historia, que será una comedia romántica como las que nos suele ofrecer el director neoyorquino. De nuevo participan en Sección Oficial nombres que se repiten

habitualmente como el de Naomi Kawase, quien estrena True Mothers, un duro relato sobre un joven matrimonio que adopta a un niño, pero con los años se deben enfrentar a las amenazas de la madre biológica. El director español afincado en EE.UU., Antonio Méndez Esparza, vuelve a Donosti con un nuevo trabajo, tras ganar el premio Fipresci en 2017. Sala de Juzgado 3H, así se titula este documental, nos introduce en el juzgado especializado en Tallahasee (donde reside Méndez Esparza) que se ocupa de asuntos relativos a padres e hijos, y tiene como misión unificar a las familias lo antes posible y del modo más seguro. El realizador francés François Ozon y ganador de la Concha de Oro, nos traslada al Verano del 85 con una historia de amistad y heroicidades de dos adolescentes en plena efervescencia hormonal y estival. De entre las proyecciones especiales veremos We are who we are, del director y productor Luca Guadagnino. En ella, dos amigos con dudas acerca de su identidad sexual tendrán que fingir ser quienes no son para encajar, mientras viven y sufren sus primeras experiencias amorosas. Tras recibir en 2006 el Premio Donostia, el actor Matt Dillon presenta su segunda película como director, tras casi veinte años sin estar tras las cámaras. El Gran Fellove es una película documental que relata la carrera musical del cantante y showman cubano Francisco Fellove y la grabación de su último álbum.

La participación española vendrá representada por dos series de televisión que presentan sus contenidos, y una película de producción colombiana y que es candidata al Oscar. Con ésta última me refiero a El olvido que seremos, la cinta de Fernando Trueba que fue seleccionada en Cannes, aunque nunca se proyectó debido a la cancelación del festival. El director madrileño clausurará el certamen la semana que viene con este biopic basado en el libro homónimo de Héctor Abad Faciolince que habla de su padre (Héctor Abad Gómez), un destacado médico y activista por los

derechos humanos del Medellín de los años 70. Las series que participan fuera de concurso son Antidisturbios, que firma Rodrigo Sorogoyen, y Patria, la polémica serie basada en la novela de Fernando Aramburu y que dirige el donostiarra Aitor Gabilondo. Ambas comparten el naturalismo y la delicadeza de contar historias reales no exentas de  sensibilidad y una difícil puesta en escena de episodios controvertidos, como puede ser la lucha armada de ETA en los años 80 y 90, o en el caso de la de Sorogoyen, la difícil labor a la que se enfrenta la policía antidisturbios ante su actuación en los desahucios.

 En otras secciones paralelas también habrá presencia española. En Zabaltegi-Tabakalera participará Carla Simón con Correspondencia. Simón se une a la realizadora chilena Dominga Sotomayor y comparten partes de su vida personal y lo que las ha llevado a llevar sus historias a la gran pantalla y a convertirse en las cineastas que son en la actualidad. Quiero destacar también lo que seguro es una rareza de Juan Cavestany, que participa también en esta sección con Un efecto Óptico. Protagonizada por Pepón Nieto y Carmen Machi, éstos son un matrimonio que viaja a Nueva York de vacaciones, o al menos eso creen ellos. Nos veremos, o no, en el festival de San Sebastián; no olvidéis la mascarilla.

La “resistencia” cultural y ciudadana, protagonistas de Mostra Viva del Mediterrani

Artículo anterior

ÀPUNT estrena programació de tardor

Next article

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Número de la semana

Publicidad

Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda