Urbano García Pérez
Nací en la ribera del naranjo arrullador... Sí, nací aquí, en Valencia, en medio de una ciudad llena de tópicos típicos. Hijo de emigrantes, como muchos de los que aquí viven, trabajan y mueren. Ni subí a palacios ni bajé a cabañas, hice lo que quise y toqué mil palos hasta que siguiendo los consejos paternos me aseguré un futuro opositando a funcionario. Municipal para más señas. Oficio del que me jubilaron no hace mucho, ya en edad de retiro. Desde entonces vivo de la pensión y de las rentas intelectuales que dejaron mis muchos y variados estudios. Si no hay agobios económicos, el jubileo permite dedicarte a lo que más te place. Lo mío es escribir de la ciudad que aún me acoge, observar lo que me rodea con curiosidad de entomólogo y ser un diletante. Viendo mi imagen con sombrero, muchos que me conocen no se creen que sea de carne y hueso. Piensan que soy una ficción, un heterónimo. Ya quisiera yo ser uno de esos seres que pueblan el Parnaso del ingenio. Codearme con Ricardo Reis, o con Álvaro de Campos, o con cualquiera de los seres pergeñados por Fernando Pessoa en su cosmogonía imaginada. A veces, me despierto en medio de la pesadilla de no ser yo, de no ser Urbano García. Entonces me miro en el espejo y me reconozco. ¡Sí!, no hay duda, soy quien soy. Soy yo.
    Plaza Redonda

    ESTIBA

    Por decreto. Así pretende solucionar el gobierno Rajoy el conflicto con los estibadores. Asocio los trabajadores de los puertos con la película La ...
    Firmas

    REGRESIÓN

    URBANO GARCÍA: Frente al peligro de regresión lo mejor es mantener viva la voluntad de cambio evaluando resultados y actualizando objetivos. Renovarse o ...
    Firmas

    LUCROS

    URBANO GARCÍA: Dícese del lucro cesante al “beneficio que se haya dejado de obtener como consecuencia del incumplimiento contractual por el deudor o ...