ACTUALIDADportada

CLAUDIA PINTO, Directora de Las Consecuencias:”Es innegable que hay una nueva hornada que está recogiendo la cosecha de los últimos años”

0
Un par de días antes de la ceremonia de entrega de los IV Premis Berlanga charlamos con dos de sus protagonistas. La directora, Claudia Pinto y el director Álex Montoya que competían en los apartados de mejor dirección, mejor película y guión, junto a Espíritu Sagrado, de Chema García Ibarra.
Espíritu Sagrado se llevó el premio a mejor película de los Premis Berlanga 2021.  ‘Las consecuencias’ se llevó cuatro galardones, entre ellos el de mejor dirección para Claudia Pinto Emperador. ‘Lucas’, de Álex Montoya, se llevó los de mejor actor protagonista y de reparto, para Jorge Motos y Jorge Cabrera respectivamente.
Pudimos hablar con ellos y solo faltó en la foto Chema García Ibarra que estaba promocionando su película en Madrid.

Lunes. Cinco de la tarde. María Carbonell y Susana Godoy, nuestras fotógrafas, preparan el fondo blanco para una sesión de fotos singular. La primera en llegar es Claudia Pinto, la directora nominada a Mejor Película por Las consecuencias. Poco después llega Álex Montoya, director de Lucas. Nadie diría que ambos compiten por las dos categorías más importantes de los Premis Berlanga. Todo se hace sencillo con ellos, aunque a Álex le cuesta deshacerse de su gorra que lleva como un casco de gladiador. El tercer nominado a Mejor director y película, Chema García Ibarra, director de Espíritu Sagrado no pudo acudir a la cita por estar de promoción en Madrid. La sesión transcurrió  entre muchas risas y cachondeo.

Este año los premios que otorga la Academia Valenciana del Audiovisual (AVAV) han cambiado de nombre y han sido rebautizados como Berlanga en honor  al prestigioso director valenciano. Ya son cuatro ediciones y este año  la gala tendrá lugar en  Alicante. En total 21 categorías competitivas de obras producidas en la Comunitat Valenciana. Entre todos ellas sobresalen las tres películas nominadas a Mejor Película, Mejor Dirección y Mejor Guión.

Tres películas muy distintas y potentes que dan buena cuenta de que el listón del cine producido en Valencia es cada vez mayor. En Espíritu Sagrado el director ilicitano, Chema García Ibarra, expande el universo y las inquietudes de sus obras anteriores en este drama en torno a José Manuel, un devoto de la ufología con un proyecto secreto. Una película sorprendente y difícil de calificar. En Lucas, Álex Montoya se adentra en el mundo de la pederastia de una forma  nada convencional. Y Las Consecuencias nos ofrece un viaje emocional a una isla volcánica, una inmersión donde el paisaje se convierte en un personaje más.

PRODUCIR DESDE VALENCIA

No lo han tenido nada fácil hasta llegar hasta aquí. “Es muy sufrido hacer cine”, dice Álex Montoya. “Cuando hacía cortos me mantenía relativamente joven, pero desde que he empezado a hacer largos he envejecido diez años de golpe. Al final te planteas si vale la pena todo esto”. En el caso del film Las Consecuencias “tuvimos que retrasar el rodaje por el temporal más salvaje de los últimos cuarenta años en Canarias. Ese retraso hizo que no estrenáramos cuando tocaba por el Covid, y eso hizo que estallara el volcán el fin de semana que la película estaba en la cartelera. Ha sido una película difícil, pero estoy muy optimista y satisfecha con los resultados”. En el caso de Chema García Ibarra, rodar en su ciudad natal, Elche, es un plus, “no son escenarios de Madrid ni Barcelona, que están tan vistos: idénticos balcones, gente, tiendas… Eso está gastado para el cine y me produce aburrimiento y cero excitación. Por eso me gusta rodar en lugares donde nadie estuvo antes con una cámara: poseen una frescura que me encanta. Eso pasa también con las personas, porque yo ruedo con actores no profesionales.”

Producir cine no es una tarea nada fácil. Los tiempos y las dificultades para acceder a la financiación son una constante en casi todas las producciones valencianas. En el caso de Las consecuencias  “es una película que nace de una ayuda de guión y desarrollo del IVC. Con este impulso nos fuimos al Foro de coproducción de San Sebastián donde ganamos el premio Euroimage y empezamos a tejer una coproducción internacional. Entró IVC, À Punt y TVE. Y dos productoras internacionales. La productora mayoritaria es valenciana y casi todo el equipo técnico también es valenciano. Rodamos mucho en Valencia y una parte en la isla de la Palma. Todo junto parece que esté rodado en el mismo sitio. “En Lucas partíamos de un corto. Entró el IVC y ÀPunt y luego más adelante TVE”, declara Álex Montoya.

Sobre la situación del cine valenciano o el cine “hecho en la Comunitat Valenciana” ambos son medianamente optimistas de que se ha abierto un camino que no debe parar. “Cuando digo que soy optimista es que hay que seguir adelante. Es innegable que hay una nueva hornada que está recogiendo la cosecha de los últimos años. Estamos cogiendo impulso”, declara Claudia Pinto.

El  sábado 4 de diciembre  se sabrán los resultados en una ceremonia retransmitida por À Punt. Que Dios reparta suerte, pero lo más importante es el trabajo y talento de toda una generación de nuevos creadores que están destinados a llevar el cine valenciano a lo más alto.

LO QUE DIJO LA CRÍTICA DE LA TURIA

Las Consecuencias, de Claudia Pinto

(3) VOLCANES ACTIVOS

LAURA PÉREZ: Hay familias que esconden secretos. Unas más, otras menos, pero casi siempre hay algo que ocultar del pasado, algo que no debe salir a la luz por miedo, vergüenza o arrepentimiento. Sin embargo, que no se hable de algo no quiere decir que nunca ocurrió. Algunos secretos están ahí “en calma” cual volcán activo apunto de explotar.

La pequeña isla canaria donde tiene lugar la historia que nos plantea Claudia Pinto Emperador no podría ser mejor escenografía. Lejos del ruido de la civilización peninsular, Fabiola necesita tomar aire y curar sus heridas causadas en un terrible accidente que le hizo perder a un ser querido. Pero su familia, quizá los causantes de sus problemas, se irán con ella, y lejos de convertirse en su retiro particular de paz y serenidad, será esa isla volcánica casi en erupción la que hará aflorar un pasado lleno de mentiras y ocultaciones. La intrahistoria no es plato de buen gusto, y eso bien lo sabe su autora que apuesta por la sobriedad y por darle peso a la potentísima imagen de la isla y a una sugerente música clásica que nos acompaña casi todo el film. Tras su debut en el largometraje con la fantástica La distancia más larga, con la que podemos encontrar ciertos paralelismos más allá del hecho de que cuente de nuevo con la actriz Carme Elías -sin duda la mejor del film en sus escasas apariciones-, Las consecuencias nos ofrece un intenso melodrama familiar, con cierto aire místico y tendencia al thriller más contemplativo. Supone además el debut de María Romanillos, la joven promesa que se alzó con un premio en el Festival de Málaga, donde se estrenó el film el pasado mes de junio, y cuyo personaje tiene finalmente un fuerte peso en el relato. Un relato plagado de tensión y misterio para que el espectador descubra poco a poco lo que está ocurriendo, que presume además una puesta en escena tan potente como enigmática.

(3) Lucas, de Álex Montoya. Un thriller valenciano con mucho potencial.

JAVIER BERGANZA:Tras su paso por el Festival de Málaga, llevándose consigo la Biznaga de plata a mejor película española, a mejor interpretación masculina y el premio del público, y tras un preestreno en Cinemajove, llega a la gran pantalla “Lucas”, segunda película del director valenciano Álex Montoya. Esta obra nació hace nueve años en formato corto. Ya por aquel entonces se tenía la pretensión de contar la historia en un largometraje, y tras rodarla en 2019 y encontrarse con numerosos problemas, por fin llega su estreno.

Protagonizada por Jorge Motos, Lucas es un joven que ha perdido a su padre y cuya relación con su madre está empeorando día tras día. La mala situación económica y el nuevo amante de su madre no pone las cosas fáciles, y hará que Lucas comience a confiar en Álvaro (Jorge Cabrera) un fotógrafo que  quiere utilizar fotos suyas para suplantarle la identidad y poder hablar con chicas jóvenes a través de redes sociales.

La magia del guion aparece aquí, en ese pulso interno tan bien equilibrado que se maneja entre un abanico de grises. Dotar a los personajes principales de elementos poco empatizadores siempre es difícil y, a la vez, altamente gratificante. El personaje de Álvaro vuela en una fina línea. Haciendo al espectador consciente, en todo momento, de una situación de la que posicionarse en contra, pero que consigue contar su historia sin caer en melancolías ni juguetes rotos. Álvaro es un monstruo, y la película ni lo niega ni lo oculta, pero también es amable con Lucas y gana protagonismo como la figura paterna que este joven necesita.

Lucas, algo incauto, perdido y necesitado de dinero, encuentra en Álvaro esa sombra dónde descansar tras un camino por el desierto demasiado largo para su edad. Con dudas e impulsos que se filtran a través de una gran dirección por parte de Álex Montoya.

La fotografía se aprovecha de unas localizaciones fantásticas, utilizando esas luces naturales de la Albufera valenciana. Cambiando junto al guion, que viaja hacia un thriller más oscuro, yéndose a espacios más apartados y poco iluminados, a casas viejas en mal estado, a la soledad y la desubicación.

En definitiva, un guion muy bien armado y desarrollado que cuenta una historia poco gratificante, pero muy funcional. Unos giros potentes y bien estructurados que hacen que la película avance y no se quede estancada en una trama que podría hacer perder al espectador.

Fotos: Susana Godoy y María Carbonell.

 

 

‘ESPÍRITU SAGRADO’, MILLOR LLARGMETRATGE ALS PREMIS BERLANGA 2021  

Artículo anterior

HUEVO DE COLÓN: EN CASA DE BÁRBARA, EL PROGRAMA DE CANAL 9 QUE PAGÓ EL CHANTAJE AL REY

Next article

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Número de la semana

Publicidad

Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda