Cartelera Turia

SUSCRIPCIÓN

CRÍTICA CONCIERTO TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO – MOON INDOMESTICABLES

CARLOS PÉREZ DE ZIRIZA: Leña al mono, que es de goma. Y que dure. Por muchos años. Es encomiable la capacidad de Triángulo de Amor Bizarro para seguir tomando al asalto cualquier escenario. Con los dientes apretados. Con entrega intimidante. Con instinto asesino. Con el arrojo propio de quienes se comportan como si no hubiera un mañana. Más aún cuando alcanzan ya las dos décadas de carrera y lo lógico – o lo humano – sería acomodarse, ahora que Rodrigo Caamaño e Isa Cea son padres y sería lícito pensar que el cuerpo les pide otro ritmo más pausado. Esta gira desprende cierto olor a fin de ciclo, pero no porque ellos se hayan domesticado ni renunciado a sus principios. De hecho, hasta físicamente parece que los años no han pasado por ellos: “están igual”, comentaban unas chicas al lado mío. Los gallegos llegaban a una abarrotada sala Moon con el aval de un octavo disco que no solo no agota su fórmula, sino que la desparrama en texturas inéditas, y que ha gozado del abrazo de la crítica: segundo mejor disco del 2023 para Rockdelux, quinto para Muzikalia o 25 para Mondosonoro. Y su centrifugadora sónica, en la que se citan la ensoñación shoegaze, la aspereza punk y el bombeo synth pop (un poco de My Bloody Valentine, otro poco de The Jesus and Mary Chain y otro poco de New Order, por simplificar bastante), sigue rotando en directo con la eficiencia de una apisonadora. Siempre con esa alternancia vocal entre Isa y Rodrigo, que tanto se agradece por cómo diversifica su paleta.

Apenas bajaron un poco el pistón con la expansiva “Canción de muerte del pez dorado”, que Isa despidió con un elocuente “se acabaron las moñadas”. Antes y después fueron cayendo todas sus dianas, tras un primer bloque que primó las canciones de su reciente SED (2023). “Robo tu tiempo”, “El fantasma de la transición”, “El himno de la bala”, “Baila Sumeria”, “Estrellas místicas”, “La carretera”, “Barca quemada”, “De la monarquía a la criptocracia” o la neworderiana “Estrella solitaria”, que en tan solo unos meses se ha convertido en uno de sus grandes clásicos. Encendieron el alocado pogo de un público que ha crecido junto a ellos (entre los cuarenta y tantos y los cincuenta y tantos, para entendernos) y no dejaron a nadie insatisfecho. Les telonearon los valencianos Calivvla, en cuya relectura de perceptos post punk se aprecia algo que va más allá del precoz mimetismo que se gastan otros compañeros de escena: ecos de los Feelies, Golpes Bajos y hasta de New Order – sí, otra vez ellos –, de quienes versionaron “Age of Consent” en castellano. Aunque, como suele decirse, para gustos están los colores, porque unos chicos a mi espalda debatían al final de su concierto sobre si estaban más cerca de Bloc Party o de Arctic Monkeys.

CRÍTICA CONCIERTO TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO – MOON  INDOMESTICABLES

JOSEP VICENT FRECHINA DESGRANA LA FIGURA DE

CRÍTICA CONCIERTO TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO – MOON  INDOMESTICABLES

ABEJAS Y NIEVE: LA COMPETIDA EDICIÓN DE

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *