Teatro

CRÍTICAS DE AMAZONAS, de Laida Azkona Goñi y Txalo Toloza-Fernández.- La Mutant

0

La compañía Azkona&Tolosa, asentada en Barcelona y conformada por una navarra y un chileno, llevan tiempo trabajando en experiencias escénicas de teatro documental. Fruto de ello es la trilogía “Pacífico”, compuesta por Tierras del Sud, Extraños mares y la propuesta que ahora nos ha llegado al escenario de La Mutant: Teatro Amazonas; todas ellas motivadas por la voluntad de poner de relieve las circunstancias económicas, sociales y políticas que atañen a los países de Sudamérica. Este montaje, como podrán haber deducido por su título, centra su mirada en Brasil y muy particularmente en la Amazonia, esa inmensa reserva biológica que ha sido y sigue siendo reiteradamente atacada y explotada por empresas y países que no buscan más que el rédito inmediato, el lucro rápido, sin la menor preocupación por el equilibrio ecológico o el futuro de sus moradores. Cierto es que el relato focaliza buena parte de la narración en el famoso teatro de ópera de la ciudad de Manaos, así como en el rodaje de la célebre película de Herzog Fritzcarraldo, más que nada por el exotismo que significa tener un escenario lírico de la grandiosidad del Teatro Amazonas en medio de una zona selvática; pero el espectáculo va más allá de ello y nos expone con meticulosidad la historia de un saqueo, de una explotación continua y sin miramientos de ese extraordinario territorio, desde los tiempos de los primeros exploradores, españoles y portugueses, en el siglo XVI, hasta el día de hoy, con la pandemia del coronavirus desatada, un presidente sin legitimidad moral y un expresidente, Lula da Silva, al que por fin han exonerado de todos los cargos que le habían imputado y que le obligaron a no poder competir electoralmente. Pero por el medio, las plantaciones de caucho de las potencias europeas (Reino Unido, Alemania) o americanas (la empresa Ford, con Walt Disney como avalista: impagable), la deforestación sin límites, practicada por los criollos desde la independencia hasta hoy mismo; unos criollos al servicio de capitales foráneos, con sus golpes de Estado, sus dictaduras militares, sus juicios amañados, y unos nativos amerindios a los que nadie respeta o tiene en cuenta. Y ello sin olvidar el papel que han jugado en todo ello las religiones: la católica, con sus dos vertientes, la conservadora y cómplice en la Conquista, y la de la Teología de la Liberación, más progresista, que sin embargo ahora se ha visto arrinconada por las iglesias evangélicas (Bolsonaro es un claro ejemplo) patrocinadas desde los EE.UU. En fin, un montaje ambicioso, pero sencillo y sobrio en su exposición, con los elementos justos para hacerlo bello y atractivo. Ojalá podamos ver en Valencia las otras partes de la trilogía.

BOLERO DE MANEL

Artículo anterior

EL AÑO DEL DESCUBRIMIENTO, de Luis López Carrasco.

Next article

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Número de la semana

Publicidad


Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda