ACTUALIDADCineportada

CRÓNICA SECCIÓN OFICIAL DE CORTOS Estrenos españoles (y alguno más) en Cinemajove

0

Treinta y cuatro cortometrajes se exhibieron en la 35 edición del festival Cinemajove, muchos de ellos de más allá de nuestras fronteras. Aunque, por supuesto, los estrenos españoles y valencianos estuvieron más que presentes. “Amianto” tuvo el honor de estrenar el festival. Javier Marco (director), con el nerviosismo habitual de la situación, dedicó unas palabras al público presente antes de dar comienzo, de manera oficial, a Cinemajove. Este cortometraje, que contó con el apoyo de Movistar +, narra la triste vida de una pareja desencantada que se dedica a vender chatarra, y de sus reflexiones propias sobre su futuro y su suerte. Con una muy destacable fotografía y un particular ritmo interno, Javier Marco navega por una historia dramática sobre el cómo y el por qué vivir.

Seguido a “Amianto” llegó “Correspondencia” una obra a cuatro manos, dirigida por Carla Simón (Estiu 1993) y Dominga Sotomayor (De jueves a domingo), un proyecto maravilloso dónde estas dos fantásticas directoras cruzan cartas y comparten vivencias personales. Se habla de la familia, de la educación como mujer y de su legado. Y de las injusticias, de las de Chile sobre todo (ya que Dominga es originaria de allí) Contraste y delicadeza. Un corto maravilloso que vuelve a poner el nombre de estas dos grandes directoras en alto.

Tras un breve descanso volvieron los cortos, primero desde Serbia “Then comes the evening” una especie de documental sobre la vida diaria de dos ancianos en Bosnia. Un bellísimo viaje de casi media hora, con una demostración fotográfica excepcional y con un pulso maravilloso. Al rato apareció “Hot Dog” probablemente la joya de la tarde. Un cortometraje alemán dónde una joven nos cuenta su relación con su vagina. Conectó desde el primer instante con el público, con un humor juvenil y desenfadado. Para cerrar la jornada, Javier Prada presentó “Spyglass” un cortometraje sobre el experimento de una influencer, la cual amenaza con beberse un vaso de salfumán en directo, dejándole a sus seguidores la responsabilidad de avisar a urgencias. Un cortometraje que el director resuelve correctamente, pero que se queda un poco corto de tensión y que abusa de los clichés.

El segundo día siguió con la presencia española. Empezando por “Beef” un corto con mucho rap, enfocado al público más juvenil, pero sin duda, con una mirada seria hacia el más adulto. Ingride Santos, natural de Barcelona, nos cuenta la historia de Melissa, una adolescente problemática que discute con su profesora de Lengua y que intenta hacerse su hueco en la revolución que está por venir.

Carla Pereira presentó “Metamorphosis”, un cortometraje de animación que demostró un pulso y una finura tremenda. Contado con Cine, con mayúscula. La mejor proyección de la tarde. Llegará lejos. También promete el último corto de Diego Saniz, “Te jodes y bailas” un divertido viaje por la vida de un joven más bien torpe, y de su relación con el trabajo, la amistad y las mujeres. La tercera jornada de Cinemajove arrancó con “Yo también quiero te” del valenciano Javier Valenzuela. Un cortometraje que funciona como teaser para su primer largo “Paraíso”. David Verdaguer luce genial, como siempre; y el manejo de la cámara y del encuadre demuestran un conocimiento del lenguaje más que prometedor. Seguido a este apareció uno de los mejores cortos de la jornada, “Panteres” de Érika Sánchez, quien nos cuenta la compleja relación entre dos chicas de 13 años en un mundo repleto de juicios demasiado rápidos. Una demostración absoluta de lenguaje y de emotividad a través de la pantalla. Rafa Alberola presentó “Arenal” corto que casi funciona como buddy movie, y que tiene una intención tan naturalista que acaba quedándose algo corta en su efectismo.

Les extraordinaires mésaventures de la Jeune Fille de Pierre” también brilló con luz propia. El francés Gabriel Abrantes nos cuenta la aventura de una escultura que huye del Louvre para poder vivir “en su propio mármol” cómo es la vida fuera de las paredes del museo. Muy a su altura estuvo el corto de Olga Alamán, “Lovf” una genial historia sobre las relaciones actuales. Con un montaje maravilloso y una técnica narrativa que desborda talento. Se pudo ver también “Leyenda dorada” proyecto de Chema García e Ion de Sosa que ya pudo verse en la Filmoteca d´Estiu y que, desde la piscina municipal, cuenta los quehaceres de un pequeño pueblo de Cáceres.

Para cerrar la sección aparecieron “El infierno y tal” de Enrique Buleo, quien trata con humor y clase la lucha de una joven postrada en silla de ruedas y que vive en un pueblo de la España más profunda. Acompañando a este corto, aparecieron “The distance between us and the sky” y “Under the skin” dos trabajos fotográficos excelsos, el segundo, además, con una narrativa muy poderosa, que no te suelta hasta el final de la trama.

Para acabar, “Ni oblit ni perdó” de Jordi Boquet, un corto directamente necesario. Ni más ni menos. Una obra estupenda sobre Betlem, la hermana de Guillem Agulló y sobre su vuelta al pueblo para pasar unos días con la familia. Un cortometraje completísimo, que generó el aplauso más generoso y cálido de la jornada. Merecido.

Fotos: LAURA COUTO/Cinema Jove

The Front Page: CINEMA JOVE WINTER EDITION

Artículo anterior

HUEVO DE COLÓN: “Fusilar a 26 millones de hijos de puta”, según ex militares.

Next article

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Número de la semana

Publicidad



Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda