EL FESTIVAL DE CINE DE MÁLAGA ESTRENA “LA MORT DE GUILLEM”/ CRÓNICA DESDE MÁLAGA

LAURA PÉREZ GÓMEZ (Enviada Especial): Tras su inminente cancelación en el mes de marzo, no exento de dudas y las debidas precauciones y medidas de seguridad oportunas, llegó por fin el 23º Festival de Málaga, el festival de cine español que se quedó en stand-by a cuatro días de inaugurar. No habrá sido nada fácil tomar muchas decisiones, adaptarse a esta maldita normalidad, admitir muchas bajas y ausencias y reestructurar toda la programación. Han sido muy valientes los del equipo de Málaga y estoy segura de que se han esforzado por sacar adelante una edición muy rara y nada fácil. Pero como se dice por ahí, está siento un verano muy raro. Sin embargo, Málaga –el festival y la ciudad- siempre te acoge con mucha luz y alegría, y las ganas de celebrar que hemos vuelto, al menos, se han mantenido dignamente. Resulta extraño e incómodo tener que adaptarse a los nuevos tiempos y conseguir entradas para ver incluso los pases de prensa de Sección Oficial es tarea ardua de cada día, pues los aforos eran muy reducidos y todo debe estar controlado con una antelación a la que no estamos acostumbrados. Imagino que otros directores de festivales han acudido a al cita para tomar nota, y Málaga ha sido la que ha pagado la inocentada y ha salvado el año como ha podido, siendo conscientes de que ésta sería una edición de transición.El Festival de Málaga acogió para su inauguración La boda de Rosa, de Icíar Bollaín, el mismo día de su estreno en salas; una sugestiva comedia sobre el amor propio, rodada en nuestra tierra y de la cual ya hablamos en anteriores números de Turia. También con participación valenciana pude alcanzar a ver L’Ofrena, de Ventura Durall. Producida por Suica Films y

presente en la sección ZonaZine, lo que se esperaba como un drama sobre el amor su vinculación con la muerte con toques poéticos, acaba siendo más bien un filme pretencioso y falto de intensidad dramática, que salvan unos solventes actores como Pablo Molinero y Anna Alarcón. Otra propuesta visualmente fascinante y onírica fue la de Lúa Vermella, de Louis Patiño. El joven realizador gallego arriesga y mucho con una película sensorial, artística y lejana a la narración tradicional. La escuela gallega viene pisando fuerte y las nuevas promesas beben de manera obvia de un cine experimental que centra sus esfuerzos en la magia, los mitos y las tradiciones de una tierra rica en matices, donde las mujeres mayores siempre son protagonistas. Muy recomendable de ver en pantalla grande y dejarse llevar por los sentidos. Tampoco quise perderme –siempre que el complicado acceso me lo permitiera- algunas secciones paralelas de documentales. Muy esperadas eran las propuestas de Pilar Mosell, Una revuelta sin imágenes, o la siempre atractiva visualmente de Mauro Herce, Lonely Rivers. En la primera, la cineasta y artista cordobesa intenta contarnos la historia de “el motín del pan” -uno de los levantamientos más desconocidos de nuestra historia, liderado por mujeres en los años 50-, sin imágenes que nos identifiquen con este suceso y a base de textos, voces en off y fotogramas de obras de arte en las que aparecen mujeres. Más interesante fue el documental de Herce, que con su habitual mano para la fotografía y la puesta en escena, vuelve a explorar el tiempo detenido y el espacio desconocido a través de unos curiosos personajes que cantan canciones de Elvis Presley en un karaoke improvisado. De la

Sección Oficial a concurso, entre las producciones que se han mantenido de la edición original y las nuevas adquisiciones de ésta trasladada al verano, quisiera destacar la nueva película de Arturo Ripstein, quien recibía el Premio Retrospectiva en el certamen, pero que no pudo acudir a recoger en personal por razones obvias. El diablo ente las piernas, así se titula, propone una historia de amor, odio, celos y deseo sexual vista desde la madurez de sus personajes, un matrimonio burgués que recuerda que cualquier tiempo pasado fue mejor. En un crudísimo blanco y negro lleno de contrastes, Ripstein se atreve con un lenguaje soez y una puesta en escena más propia del teatro para narrar esta historia que nos traslada al México de los 70 de la mano de dos grandes interpretaciones como la de Silvia Pasquel y Alejandro Suárez. De entre las comedias que se suelen colar en la programación malagueña, nada desdeñable es la opera prima de Bernabé Rico, El inconveniente. El sevillano se une al guionista Juan Carlos Rubio para darle forma a una historia real, y lo hace de una manera ligera, divertida y con un personaje para la veterana Kiti Mánver –también homenajeada en Málaga- que hará las delicias de cualquier espectador. La cinta habla del miedo a la muerte, pero también del miedo a vivir, a través de dos mujeres a quienes el destino -y la compra-venta de un piso con peculiares prestaciones-, ha unido para darse cuenta de lo que en realidad necesitan en sus vidas.Para terminar, no quiero dejar de destacar una película difícil

de alcanzar a ver en el festival, que tuvo que adaptar un segundo pase. Hablo de La mort de Guillem, dirigida por Carlos Marques-Marcet –Premios Málaga Talent este año-, que cuenta la historia de Guillem Agulló, el joven asesinado en Burjassot en los años 90 por una banda de neonazis. Una historia todavía reciente de un caso que conmovió a la sociedad, pero que dejó a los culpables en libertad y una familia rota. Precisamente en ella, en lo que viene después, en esos padres que han perdido a su hijo con solo 18 años por temas políticos e ideológicos, en una democracia todavía en pañales, es en lo que se centra la película, que retrata un duelo sincero y sin melodramas. La de Marques-Marcet cuenta con participación de Tv3 y À punt, y esperamos pronto verla en televisión, pues el de Guillem es uno de esos casos recientes que nos recuerdan quiénes somos y de dónde venimos. Muy recomendable su visionado crítico, y no perder de vista a la actriz valenciana Gloria March; como bien reza el lema: Guillem Agulló, ni oblit, ni perdó.

 

 

Escrito por
More from Redacción

Nuevo espacio permanente para visionar cine del Mediterráneo en València

Dentro de su labor de apoyo y promoción de las ricas y...
Leer Más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *