EL MUSEU D´ETNOLOGIA PREPARA SU VUELTA TRAS EL CONFINAMIENTO

TURIA: L’ETNO, Museu Valencià d’Etnologia, y otros museos de la Diputació de València cerraron de manera conjunta, y por imperativo del estado de alarma, el pasado día 13 de marzo. Un día antes el museo inauguraba, ya con fuertes restricciones de público, la exposición La tradición desvelada. Indumentaria tradicional de Alcublas, una exposición que ha quedado también confinada por la excepcional situación provocada por la pandemia y que ahora empieza a desescalarse. Esta muestra podrá ser visitada de nuevo en breve.Igualmente, quedaron pospuestas las inauguraciones de las nuevas salas permanentes del museo y la exposición sobre la muerte, Faltar o morir. La tradicional Cantà fallera del barri del Carme, realizada con la colaboración de l’Associació d’Estudis del Cant Valencià, tampoco pudo realizar su séptima edición.Así mismo, se había previsto otorgar el IX premio de antropología Joan Francesc Mira, y estaba muy avanzado el programa de exposiciones itinerantes que se mueven por todo el territorio valenciano, los talleres por familias, las visitas escolares y los ciclos En voz alta a la Biblioteca, Café y Antropología, ambos realizados desde la biblioteca del museo.Para el diputado de cultura, Xavier Rius, “no hay que insistir en el trastorno que ha supuesto alterar todos los programas y actividades orientadas al público, pero tengo que decir que el personal del museo ha reaccionado de manera muy positiva y proactiva. Estamos ya reorganizando las actividades para una próxima vuelta a la normalidad”.Durante los meses de confinamiento el equipo de L’ETNO, Museu Valencià d’Etnologia, ha continuado con su trabajo de investigación y exploración de nuevos proyectos para el futuro. El director del museo, Francesc Tamarit, ha querido agradecer el gran esfuerzo del personal al adaptar toda la programación de lo que queda del año, y que sin duda, llevará nuevas sorpresas para el público. Así, en el ámbito de la museografía el museo está finalizando los trabajos de adaptación de la nueva exposición permanente que tiene por título No és fàcil ser valencià, al cual se ha dedicado un especial esfuerzo en el diseño y adaptación de contenidos en estos días de confinamiento.Además, l’ETNO está desarrollando el proyecto de una exposición sobre las muixerangues donde se tratará su presencia en determinadas fiestas populares, la organización de los acontecimientos y el hecho asociativo que apoya a estas manifestaciones tan significativas para los valencianos.Por último, se han ultimado los trabajos para reconvertir en itinerante la exposición Prietas las filas. Vida quotidinana i franquisme, exposición que logró un considerable éxito de público en las salas del museo y ahora saldrá a itinerar por los municipios valencianos.

Escrito por
More from Redacción

EDITORIAL: VERGONZOSA INFRAFINANCIACIÓN

TURIA: El Plan Económico y Financiero elaborado por la Generalitat ha puesto...
Leer Más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *