Cartelera Turia

SUSCRIPCIÓN

EN LA CIUDAD SIN LÍMITES: LA CAGE AUX FOLLES

XIMO CÁDIZ: Ha pasado por València el musical de La jaula de las locas, magníficamente liderado por Àngel Llàcer e Ivan Labanda como Zaza y con un elenco que se ha ganado al público en cada representación. Muy buen trabajo de esta compañía, pero es que la materia prima era excelente.

En 1973, Jean Poiret estrenó en París esa historia como obra de teatro (15 años en cartel). Eduard Molinaro la llevó al cine en 1978 con Michel Serrault (que también la protagonizó en los escenarios) y Ugo Tognazzi. Y fue otro éxito de público y premios. La trama es tan disparatada como transgresora al hacer visible, de manera muy valiente (¡en aquellos años!), la homosexualidad, el travestismo y el transgenerismo. En 1983, llegó como musical a Broadway, con libreto de mi admirado Harvey Fierstein y música y letras de Jerry Herman. En 1996 Mike Nichols hizo su versión made in Hollywood con unos acertadísimos Robin Williams y Nathan Lane y volvió a triunfar.

Algo se habrá hecho bien en nuestro país cuando el público vibra, ríe y aplaude a rabiar una trama que es una reivindicación de la diversidad sexual y de género. Y era  muy plural: gente mayor y más joven, familias con sus hijos, amigas, amigos, heterosexuales, homosexuales… y esto ha sucedido en cada función. Estoy convencido de que allí había votantes de todos los partidos e ideologías, pero la carcajada era unánime en el momento en que se ridiculiza la LGTBIfobia de algunos de los personajes; la emoción es ampliamente compartida cuando Zaza/Albin canta “Soy lo que soy”.

Y hemos disfrutado de estas funciones al mismo tiempo que, por fin y con demasiadas heridas en el largo debate, se aprobaba en el Congreso de los Diputados (también con los votos del PSOE) la Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para garantía de los derechos de las personas LGTBI. Ha sido una feliz coincidencia ver sobre el escenario a hombres que viven como mujeres, que actúan y bailan como mujeres, que exhiben su pluma, que eligen sus roles de género y, sin borrar a ninguna mujer, sí molestan a todas las personas que no respetan la diversidad. Como la canciónTenemos una sola vida sin retorno/ por qué no vivir/ como en verdad somos / no quiero fingir / no voy a mentir yo / soy lo que soy. / Paren de censurar / hoy quiero gritar: yo soy lo que soy”.

Yo les recomendaría a Carmen Calvo y Amelia Valcárcel que fueran a ver este estupendo musical. Tal vez les serviría para empatizar con una realidad que existe.

EN LA CIUDAD SIN LÍMITES: LA CAGE AUX FOLLES

(2) LA AMIGA DE MI AMIGA, de

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *