Cartelera Turia

SUSCRIPCIÓN

GOYA 2023: RESISTEN LOS VETERANOS, ARRASAN LAS ABEJAS

LAURA PÉREZ GÓMEZ: Las recientes nominaciones a los Premios Goya de la Academia de Cine vuelven un año más para cerrar la temporada de cine español destacando en su lista “lo mejor” de la última cosecha. Lo escribo entre comillas porque ya sabemos que la calidad de una obra –esta película es buena, esta es mala– es una opinión totalmente subjetiva, y no nos equivoquemos, en los Goya votan los socios de la Academia, y los que votan, que no serán todos. Además, tendrán sus diversas motivaciones que no tienen por qué tener relación directa con calidad.

Sin embargo, este 2023 cuenta con una oferta nada desdeñable, dado que nuestro cine ha sido reconocido en festivales a nivel internacional -y cada vez más, y por tanto las nominaciones no han generado la gran polémica de otras ediciones. Auque siempre se echan de menos los grandes olvidos, pero para gustos, colores. Sorpresas en la lista suele haber pocas, y un año más, la Academia demuestra cierto apuro a la hora de apostar por ese llamado nuevo cine español, por nuevos lenguajes, por películas más arriesgadas y más autorales. Veamos un resumen de sus propuestas.

Por destacar los premios “gordos”, dado que no me caben en este artículo las 27 categorías, llama especialmente la atención las quince nominaciones que se lleva la opera prima de Estíbaliz Urresola, 20.000 especies de abejas. Una película que viene alabada por la Berlinale –premiada la jovencísima actriz protagonista, Sofía Otero-, que ha sido aclamada por la crítica y contó con una gran acogida en salas comerciales. No es un mal debut, desde luego, y llevarse todas las nominaciones posibles es un gran estimulante para su directora y sus productoras Valèrie Delphierre y Lara Izaguirre. Si bien es cierto, llaman la atención algunas de sus nominaciones como la de efectos especiales o diseño de vestuario. Le sigue en la lista el gigante de J. Bayona, La sociedad de la nieve. Gigante en producción, en duración y en ambición, que de eso va sobrado uno de nuestros directores más internacionales que se la juega a la dirección, a película, guion adaptado, música y a un buen puñado de las categorías técnicas, de las que sin duda rascará unos cuantos galardones. El retorno de Erice se hizo esperar y evidentemente, Cerrar los ojos acapara bastantes nominaciones al Goya. Entre ellas, película, dirección, guion y los intérpretes principales, Manolo Solo y Ana Torrent. En este caso me encuentro lejos de poder sondear cuantos se llevará realmente, pues creo que el palmarés para Erice podría ser una sorpresa non grata, dado que le pisan los talones muy buenas cintas que aportan nuevos aires al cine español. De nuevo Isabel Coixet recibe sus merecidos reconocimientos, por lo menos los esperados para Un amor, sugestiva adaptación de la reciente novela de Sara Mesa. Aparte de mejor película, dirección y guion adaptado, sus dos grandes actores principales –y Hugo Silva como reparto- reciben su reconocimiento por parte de los académicos. Todos estos nombres propios lo tendrán difícil puesto que las categorías de las interpreteaciones están más que reñidas, especialmente las de actriz principal, con Malena Alterio, Carolina Yuste, Patricia López Arráiz, Laia Costa y María Vázquez, todas ellas absolutamente magníficas en sus respectivos personajes. En el caso de ellos tenemos al ya nombrado Manolo Solo, a Enric Auquer, David Verdaguer, y además de Hovik Keuchekerian, a Alberto Amman por la gran sorpresa de Upon Entry, estimable película que pude ver en Málaga y que se deja ver en varias quinielas de premios.

Retomando los largometrajes, una grata noticia es la cantidad de nominaciones de Saben Aquell, la última de David Trueba. Esta narra la historia de amor entre el humorista catalán Eugenio y la cantante Conchita, cuenta con soberbias interpretaciones por parte de la pareja protagonista, y además se reconoce su dirección, su guion, su música y la producción como tal.

Evidentemente, muchas películas muy valiosas se quedan fuera de la lista o no consiguen todas las nominaciones que se esperaría. El caso de Creatura podría ser uno de ellos. Sí que cuenta con la de su directora, Elena Martín, y de sus intérpretes, donde destaca la de Àlex Brendemhül que recibe por fin su merecida nominación al Goya. Sorprende también la gran ausencia de O Corno, reciente Concha de Oro en Donosti que solo rasca la nominación a su protagonista, la debutante Janet Novás. También extraña no ver entre los listados a la última de Paula Ortiz, Teresa, que pese a no resultar de mi interés, me hace pensar que algo le ocurre a los académicos con esta directora aragonesa. Me alegra ver por contra en el listado a la interesantísima y noble El maestro que prometió el mar, con 5 nominaciones, y otras que asoman discretamente como las divertidas pero reivindicativas Te estoy amando locamente, Chinas o Mamacruz.

En las categorías de animación y documental, la calidad de las nominaciones auguran unas complejas adivinaciones. Apostaría por la maravillosa Robot Dreams, de Pablo Berger, pero El sueño de la sultana puede resultar una gran competidora tras aprobar con buena nota en el festival de San Sebastián, o también Dispararon al pianista,  otra ambiciosa propuesta del dúo Trueba-Mariscal. En el caso de los documentales, no me sorprende ver Esta ambición desmedida –no es que sea un gran documental, pero C. Tangana mueve a las masas-, y el resto ciertamente no los he podido ver todavía.

En los apartados de cortometrajes es donde especialmente se hace de notar el cine valenciano. Y es que este año nuestro cine cuenta con varias nominaciones, lo cual es siempre síntoma de ir por el buen camino. Es el caso de Todo está perdido, Todo bien y Una terapia de mierda –dos animaciones y un documental respectivamente- todos producidos por profesionales valencianos –Jorge Acosta, Los Hermanos Polo, Juanjo Moscardó, Nathalie Martínez, Leticia Montalvá…- Lo mismo ocurre con la producción del corto de ficción de Carla Simón –Carta a mi madre para mi hijo-, que va de la mano de Elástica Films. El caso Elástica es paradigmático, pues cuenta con varias nominaciones a los próximos Goya, tanto el largometrajes, ficción, cortometrajes… daría para un artículo aparte, pero nos alegra asistir de cerca a tan meteórica carrera de María Zamora.

Sea como fuere, estos han sido los votos de nuestros profesionales del cine y los académicos son soberanos. Para conocer los ganadores habrá que esperar a la ceremonia el 10 de febrero, que este año tendrá lugar por primera vez en Valladolid.

GOYA 2023: RESISTEN LOS VETERANOS, ARRASAN LAS ABEJAS

LA CARICATURIA

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *