Cartelera Turia

SUSCRIPCIÓN

HUEVO DE COLÓN: EL SÍNDROME DE LA M-30

COCOLISO: MADRID tiene un circuito endogámico al que los periodistas denominan “Síndrome de la M-30”. Significa que no hay vida más allá de esta línea divisoria imaginaria. Todo gira alrededor de Madrid.

NO ES UN ASUNTO solo de política. Esa concepción la tienen tertulianos, periodistas, intérpretes y ventrílocuos varios de la realidad política y social. Nunca se han percibido igual las realidades desde la capital del Reino y sus provincias.

QUÉ DUDA cabe que Madrid es una ciudad grande y con muchas ventajas; sede de los ministerios, de la Presidencia del Gobierno donde se toman grandes y trascendentes decisiones, pero al mezclarse poder político con la capitalidad se tiende a pensar que todo el resto de España se mide por lo que pasa en Madrid. Para algunos la medida del tiempo y el espacio sideral se sitúa en Madrid.

LA SORPRESA sucede cuando políticos y gentes diversas vienen a Valencia y se maravillan de lo “bonito” que está todo. Se extrañan que hay vida más allá de Madrid. Pero les sucede con Valencia o cualquier otro lugar de España. Esa condescendencia la hemos visto y vivido muchas veces.

LUEGO ESTÁN los políticos de derechas que quieren reeditar aquel lema franquista llamado el “Levante Feliz”, hoy renombrado como “eje de la prosperidad”. Isabel Díaz Ayuso  lo dijo no hace mucho. Quiere reeditar el pacto que firmaron Madrid, Baleares y Comunitat Valenciana con Esperanza Aguirre, Francisco Camps y Jaume Matas para hacerle frente a José Luís Rodríguez Zapatero.

FRENTE A AQUELLO proclaman la “decadencia de Valencia”. Hizo bien Ximo Puig en contestarle que aquello fue el “eje de la corrupción”. Y no iba nada desencaminado.

PARA MADRID seguimos siendo una  Provincia, el término deriva de la antigua provincia romana, que era la principal unidad territorial y administrativa de las posesiones territoriales del Imperio romano fuera de Italia. Eran los territorios conquistados. Por eso Madrid, cuando salen más allá de la M-30 dicen que van a “provincias”. A territorios conquistados por el reino.

TODO ESTO VIENE, queridos lectores, porque hemos detectado una tendencia de un sector de la izquierda a minusvalorar la importancia de las elecciones autonómicas y municipales. El endogámico síndrome de la M-30 anda enredando en la polémica entre Yolanda Díaz, la candidata de SUMAR y Pablo Iglesias. Y en debatir sin van unidos o no. Nadie duda que tan trascendente debate que sirve para rellenar telediarios, informaciones y horas de tertulias de los periodistas de la M-30. Pero se olvida que hay unas elecciones autonómicas de por medio que puede condicionar todo lo que pase después.

NO TOCA HABLAR, de elecciones generales. Eso vendrá luego. Toca hacer política autonómica y no meter más ruido a la conversación que desoriente al electorado de izquierdas. Sumar no se presenta en estas elecciones. Unidas Podemos sigue siendo decisivo para el mantenimiento de muchos gobiernos autonómicos como el valenciano. Por tanto, hay que estar centrados en conseguir el mejor resultado que ayude a conseguir un Botànic III y sumar a nivel municipal.

OTRO AVISO AL PSPV-PSOE. Cuando fichas a gente de derechas, la gente vota a la derecha, no a ti. En ese caladero todo el pescado está vendido. Y corres el riesgo de que tu izquierda se desmovilice y al final te quedes sin unos y sin otros.

NO OLVIDÉIS en estas elecciones a quiénes han defendido la memoria democrática, a quiénes han sacado al dictador de su mausoleo fascista, a los que siguen tratando dar digna sepultura a los represaliados. NO OLVIDÉIS.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *