ACTUALIDADportada

HUEVO DE COLÓN: El tamaño del pene de los españoles está menguando

0

QUEREMOS avisar a nuestros queridos lectores que el contenido de este huevo es exclusivo para mayores de 18 años. Si eres menor deja de leer inmediatamente. Queda restringido solo para adultos ya que contiene comentarios o metáforas altamente ofensivas. No sigas. Para Stop.+18

QUE no digan que no te hemos avisado. No sigas leyendo. Vamos a tratar temas de adultos. Stop. Sal a tomarte unas birras y no vuelvas hasta que hayamos terminado.+18

AHÍ VA la exclusiva. El tamaño del pene de los españoles está menguando. Si te miras la minga y está pequeña y no es producto ni del frío, ni del miedo, ni que tienes las pelotas comprimidas después de montar en bici, entonces no te asustes. Es que está menguando.

SEGÚN un estudio de la doctora  Swan (la doctora cisne) para el hospital Monte Sinaí “los penes se encogen y los genitales se deforman debido a la contaminación”.

LA CULPA la tiene un producto químico llamado ftalatos-no confundir con el falafel-. Este componente químico en cuestión tiene un uso industrial para hacer que los plásticos sean más flexibles, pero la doctora Swan dice que se está transmitiendo a los juguetes y alimentos y, por tanto, dañando el desarrollo humano. Si pertenecéis al grupo de los que teníais muchos juguetes ya sabéis…ahí estaría el problema.

POR SI FUERA poco, el informe de la doctora cisne avisa que la rápida disminución de la tasa de fertilidad significa que la mayoría de los hombres no podrán producir espermatozoides viables para 2045. Vamos, que se extingue la raza humana. Primero el COVID19, luego el ftalatos.

PERO NO TODO está perdido. La alegría va por barrios y comunidades. La revista Shangay se hacía eco de una estadística que apuntaba  que en el sur de España los penes son más grandes. “Onubenses, almerienses y cordobeses salían muy bien parados en este gráfico” difundido por redes sociales. Antes de que planifiquéis vuestro verano para ir a lucir palmito, debéis saber que  esta  revista realizó  un fact check y averiguó que la estadística era falsa. Alguien había cogido el mapa de España con las cifras del paro de Andalucía y las había convertido en centímetros. “Ahora que conoces la verdad sobre este riguroso estudio social, puedes seguir fantaseando con tu chulazo pollón, andaluz… o de donde sea”, remataba la revista.

DESPUÉS de las malas noticias vamos con las peores. “Madrid, ciudad sin ley”  sería el bonito título de una película del oeste si no fuera por ser una triste e indignante realidad. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso ha convertido la capital de España en un territorio  de descontrol  en el epicentro de las mentiras masivas difundidas en masa por la derecha política y mediática.

HACE un año escribíamos que los expertos en comunicación de Díaz Ayuso habían trazado una estrategia consistente en culpar al gobierno de todos los males de la pandemia. Igual se le culpaba de los muertos que de la falta de mascarillas y material sanitario. Se recurrió a la  difusión masiva de mentiras y fake news, al mejor  estilo de Trump. Da igual que Madrid fuera el epicentro de la primera ola, que los hospitales quedaran colapsados,  fruto de una dejadez sanitaria de décadas o que murieran miles de ancianos en sus residencias privadas. El plan siempre fue seguir la máxima trumpista de dar preferencia a la economía por encima de la salud. Un falso dilema que está costando miles de vidas y retrasando la recuperación.

EN EL MISMO huevo de hace un año afirmábamos que “el PSOE y Unidas Podemos contienen la respiración para no entrar al trapo por la gestión que ha hecho la Comunidad de Madrid de esta pandemia (…) cuando termine el Estado de alarma deberán salir firmemente a denunciar los recortes y los intentos de usar la sanidad pública como un negocio”.

LO CIERTO es que solo Más Madrid ha llevado a cabo una dura fiscalización de las políticas de Díaz Ayuso. El PSOE de Gabilondo se ha dormido en los laureles. Frente a la indignidad y la manipulación solo cabía una dura oposición al estilo de la que hace el PP en la Comunitat Valenciana. El fiasco lo remató uno de los mayores errores políticos de esta legislatura con la convocatoria de la “cumbre España-Madrid” que elevó a los altares a Díaz Ayuso igualándola al propio presidente del gobierno. La laxitud del gobierno central con la Comunidad de Madrid ha sido palmaria y ha contado con una cierta complicidad de los moradores de la capital de España. Porque Madrid lo vale. Y ahora se avecina lo peor.

RINCÓN DE LA FILMO: EL ÚLTIMO REFUGIO (High Sierra), de Raoul Walsh en la Filmo

Artículo anterior

RODAJE, de Manuel Gutiérrez Aragón

Next article

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Número de la semana

Publicidad



Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda