ACTUALIDADportada

LA VIDA ESTÁ BIEN SI LEES TEBEOS – El glamour de un mañana imposible “El futuro que no fue”. Daniel Torres Norma Cómics

0

Desde que su vuelta a la primera plana del cómic adulto en 2015 con la monumental “La casa: crónica de una conquista”, Daniel Torres no ha hecho más que darnos alegrías en forma de nuevas obras que no hacen sino engrandecer la ya de por sí brillante trayectoria de uno de los autores de cómic más importantes que ha dado este país. La reciente publicación de “El futuro que no fue”, pulp retrofuturista ambientado en el universo de su celebérrimo Roco Vargas, vuelve a ser una excelente noticia. Durante estos últimos seis años, el dibujante valenciano ha disipado cualquier duda de que “La casa…”, cuyo formato, ambición y ejecución-un lujoso volumen de casi seiscientas páginas y gran tamaño que desarrollaba en 26 historias la evolución de lo que entendemos por hogar- fuese la última gran obra de un autor cuya innegable estela durante las décadas de los ochenta y noventa parecía haberse diluido con un cambio de siglo, en el que parecía haber dirigido sus esfuerzo hacia la ilustración y el cómic infantil.

Y no es que “Tom”, el pizpireto dinosaurio protagonista de las historietas que Torres ha escrito y dibujado para los más pequeños de la casa no sea una delicia: es que quienes disfrutamos con las aventuras de Roco Vargas o “El octavo día” no queríamos renunciar a esa faceta del autor, que le había encumbrado como maestro indiscutible. A decir verdad, su retorno a partir de este tercer lustro del siglo XXI está resultando impecable. Tras “La casa: crónica de una conquista” llegarían “Júpiter” (2017) y “Picasso en la Civil” (2018). El primero, un retorno al universo de su héroe retrofuturista Roco Vargas con una puesta en escena que llevaba a un nivel superior de exigencia y exploración su ya de por sí depurado dibujo. El segundo, un juego de ficción-realidad a partir de una premisa epatante. Ambos hablaban de un autor que, con más de cuarenta años de trayectoria profesional, no renuncia a elevar la exigencia y buscar nuevos caminos.

En “El futuro que no fue”, Daniel Torres recorre Montebahía, la ciudad de un futuro impregnado de gótico Raygun que picotea tanto de Blade Runner como de lo más granado del cine negro de la edad dorada de Hollywood. A partir de un virtuosismo formal lleno de homenajes y guiños de metalenguaje, Torres construye una aventura de fuerte sabor clásico protagonizada por el arquetípico detective Archi Cúper. Esta, con su impecable envoltorio, es un perfecto vehículo para entretener, buscar la complicidad del lector veterano e imaginar un futuro imposiblemente elegante.

Ello, sin embargo, no impide que Torres abunde en una interesante y original reflexión sobre la publicidad, el marketing y la sobreexposición individual, con claras reminiscencias al actual uso de las redes sociales como escaparate promocional en el que el individuo es, a la vez, anunciante y producto. Y lo hace a través de una hiperbolización que fluye a su aire, como si Apple, Inditex, Nike o Tele 5 nunca hubiesen existido. En ese territorio suspendido en el tiempo, lleno de Cadillacs voladores, robots de fantasía y trajes de corte clásico, en esa gozosa distopía, Daniel Torres parece haber encontrado la felicidad y, de paso, ha conseguido mantener vivo un cierto sentido de la maravilla que ojalá se prolongue durante muchos años.

DIA DEL LLIBRE, SANT JORDI: ¡Libros, libros, por favor!

Artículo anterior

Rafa Xambó llança el nou disc, La dansa d’un temps nou

Next article

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Número de la semana

Publicidad

Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda