Teatro

LOS FARSANTES, de Pablo Remón.- TEM Lo fingido verdadero

0

NEL DIAGO: Una muy válida producción del Centro Dramático Nacional que centra su atención y su acción en el mundo de los intérpretes, de los actores y actrices, de los cómicos y cómicas, ya sea de teatro, cine o televisión, pero también en otros profesionales de estos ámbitos: directores, productores, dramaturgos, guinostas… En definitiva, una mirada reflexiva y crítica, paródica e incisiva, que va más allá de lo puramente farsesco (pese al título) para explorar situaciones tragicómicas o grotescas que ponen de manifiesto lo endeble, vanidoso, apasionante, maleable, contradictorio, deseable, falso o sincero que puede ser, que es, este mundillo especial en que nos movemos. Concebida a modo de rompecabezas, la obra se vale de una precisa y preciosa escenografía de Mónica Borromero, un cubo de dos alturas y varias particiones que van acogiendo los diversos lugares en que transcurre la acción, tanto la supuestamente real como la imaginada o soñada por los personajes. Un juego brillante, inteligente, audaz, sorprendente, que lejos de ser laberíntico y complejo, es fácil de seguir por el espectador gracias a la habilidad de manejo del director (el propio Pablo Remón) que sabe muy bien cómo hacer para que todo fluya con naturalidad. Ahora bien, convendría señalar que el espectáculo no es un mero entretenimiento vacuo o superficial, al contrario, la obra nos habla de temas bien candentes: la precariedad de la profesión, el uso y abuso del mercantilismo en este particular universo, la autenticidad y la falsedad de la ficción, el arte y el negocio, la realización personal y la idea del fracaso… En fin, ideas y conceptos que dan para mucho y que aquí se nos presentan como un extenso río (la función dura mucho más dos horas) con sus momentos de arroyo compulsivo, con sus etapas de remansos y meandros, con sus partes navegables y con un delta final que admira y reconforta. Y en buena medida ello se debe a la estupenda labor de todo el elenco, formado por María Salas, Nuria Mencía, Francesco Carril y un extraordinario Javier Cámara, ausente desde hace doce años de los escenarios, pero igual de excelente o más que en sus trabajos para las pantallas. Cabe felicitar al Teatre El Musical por su iniciativa de programar tan magnífico espectáculo, aunque sólo fuera por un par de días. Aplausos.

5 DELS MILLORS XEFS PARLEN DELS MERCATS MUNICIPALS

Artículo anterior

TANATOLOGIA, de Xavier Uriz.- Teatro Principal La muerte y más allá

Artículo siguiente

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NÚMERO CARTELERA TURIA

PUBLICIDAD

Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda