ACTUALIDADTeatro

LOS QUE COMEN TIERRA, de Mafalda Bellido- Rambleta Enterrados

0

NEL DIAGO: Decía José Ricardo Morales, uno de nuestros más ilustres exiliados del 39, que la España de Franco había producido tres grupos notables de personas entre los derrotados de la Guerra Civil, los desterrados, como él, los enterrados, como García Lorca, y los aterrados, como buena parte de la población que tuvo que sobrevivir como pudo bajo el temor a la represión franquista. De todos los casos, como no podía ser de otra manera, el teatro español se ha ocupado, con mayor o menor fortuna. Entre las historias de aterrados destaca Noviembre y un poco de yerba (1967), de Antonio Gala, que narra el caso de un topo, un hombre de que estuvo oculto en un sótano durante 27 años; obras sobre los desterrados abundan, aunque baste como ejemplo Transterrados. Historias del transtierro, de José Monleón, estrenada en el Rialto en 2003; y por lo que atañe al tercer grupo es posible que algunos recuerden Soliloquio de grillos, de Juan Copete, que se dio en El Musical hacia 2005. La obra de Mafalda Bellido que ahora nos ocupa es, en cierta manera, continuadora de la última mencionada, con ese espacio bajo tierra al que le suponemos un estrato superior, como se intuye de la anchas raíces que vemos bajar del techo (sugestiva y elemental la escenografía de Los Reyes del Mambo), ahora bien, el texto de Bellido no especifica la narración en tres personajes femeninos bien definidos y representativos de modelos sociales, pues aquí los muertos, asesinados, abandonados y deliberadamente ocultados, son más (cinco: tres mujeres y dos hombres), pero, además, la parte, digamos “sepulcral”, alterna con otra coetánea que nos muestra a los “espeleólogos”, “buscadáveres”, “especialistas” que rastrean fosas comunes y cunetas tratando de encontrar los restos de aquellos desdichados seres cuyos familiares todavía los reclaman más de ocho décadas después. En el fondo da igual que las circunstancias se refieran a España, sabemos que así es, pero los sucesos podrían acontecer en algún otro país con una historia semejante. Pero Bellido nos habla de aquí y de ahora, como autora y también como actriz que encarna a uno de los cinco personajes de la fábula, junto a Begoña Tena, Lola López, Ernesto Pastor y Jorge Valle, que han sido dirigidos con sobriedad y eficacia por un Sergio Serrano que ha contado para su cometido con el envolvente espacio sonoro de David Alarcón y la tenue y expresiva iluminación de Ximo Olcina.

LIBRÉRAME: CAROL Y NADIE MÁS.

Artículo anterior

VERSIÓN, de Toni Agustí.- Rambleta. Función para dos personajes

Artículo siguiente

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

NÚMERO CARTELERA TURIA

PUBLICIDAD

Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda