ACTUALIDADportada

PAULA USERO, PREMIO UN FUTUR DE CINE EN CINEMA JOVE: “Sería genial que desde Valencia comenzaran nuevas ficciones, que la televisión ganara en más calidad”

0
La plaza del Ayuntamiento parece pequeña desde lo alto del Teatro Rialto. La gente camina por la ciudad como si fueran hormigas orquestando un plan. Las campanas del reloj suenan una vez. Son las 11:15 y Paula Usero, ganadora del premio “Un futur de cine” de la edición 36 de Cinemajove, aparece puntual. Lleva un café en la mano derecha y una sonrisa bajo la mascarilla que se le filtra por los ojos. Paula me saluda y se acerca a la barandilla. Desde ahí, comienza a explicarle a su jefa de prensa las mascletás y las aglomeraciones de gente. Se alegra al oír que las Fallas se celebrarán en Septiembre. Viste un conjunto a juego. Pantalones y chaqueta azul vaquero con estampado florido, alegre como su sonrisa. Por eso lo de “a juego”.

Javier Berganza: Primero de todo, gracias por tu tiempo, Paula. Felicidades por el premio. ¿Qué significa para ti recibir este galardón en tu ciudad?

Paula Usero: Me hace mucha ilusión, ya que es el primer premio que recibo. Además, he venido muchas veces a Cinemajove y, pese a no conocer a Carlos (Carlos Madrid), el hecho de que haya pensado en mi para el premio lo hace aún más especial. Todavía no se qué voy a decir cuando lo reciba. Lo único que se es que es un premio que representa a mucha gente, no solamente a mi. Creo que más que premiar a Paula Usero, se premia el seguir la intuición, la valentía y el esfuerzo. Además, al recibirlo en Valencia, ciudad dónde me formé como actriz, se representa a una generación que lo está dejando todo para intentar cumplir su sueño. Así que este premio es un poco para ellos.

J.B.: Te formaste en la ESAD (Escuela Superior de Arte Dramático) de Valencia, ¿cómo fue esa experiencia?

 P.U.: Pues bueno, regular, la verdad. Es un poco rara. Tú vas con toda tu ilusión, tu buen hacer, a aprender, no te llegas a creer que hayas podido pasar las pruebas de acceso. Y creo que todos seguimos una especie de patrones cuando entramos ahí, y cuando vivimos la experiencia, a los años, te das cuenta de que fueron súper duros con nosotros. La mayoría de los profesores no están en activo, te diría el 90%, y tú, cuando enseñas algo, necesitas estar aprendiendo también todo el tiempo.

J.B.: En esta edición se presenta el corto “Cuando haces pop”, donde no solo interpretas si no que también produces y cantas.

 P.U.: Tuvimos muchos problemas para obtener la financiación del corto, así que decidimos formar la productora “Maldita sea” y levantar nosotros mismos el proyecto. Esperamos poder continuar y seguir haciendo más. En cuanto a la canción, decidimos darle ese toque de realidad a las “Hermanitas de la calidad” (grupo que forman las protagonistas del corto), y lanzar el single principal de la banda sonora para que todo el mundo pudiera escucharlo en las plataformas y no muriera con el corto.

J.B.: Tienes 29 años. Has sido nominada a la medalla del CEC, a los premios Feroz y a los Goya. ¿Qué crees que pensaría de ti la Paula Usero de 10 años?

 P.U.: Pues no lo sé. Yo a los 10 años lo pasé muy mal y me encontraba muy sola. Tenía problemas con amigas del cole. Recuerdo que justo después de tomar la comunión me metí en el baño y me corté el pelo, ya que por esos tiempos se metían conmigo por tener el pelo muy largo. No sé lo que pensaría ella. Creo que sí había algo que estaba navegando por las tripas. Una semilla. Empecé haciendo publicidad con 5 o 6 años y lo dicho, creo que había algo interno que estaba tocando a la puerta.

J.B: Hablemos de “Luimelia”, en Julio próxima temporada. ¿Cómo estáis llevando este éxito?

 P.U.: Estamos contentas de que la serie esté petándolo tanto. Pero no porque esté siendo un éxito en redes, ni por tener un montón de fans. Es más una satisfacción nuestra, de nuestro equipo. Más allá de que se vea en 180 países, estamos contentas porque es el resultado de mucho trabajo. Y con respecto a las redes, Carol y yo estamos como peleadas con ellas. Yo hace no mucho me quité Twitter, porque es una red social horrible, y ahora vivo mucho mejor. Después está Instagram, que tienes la bandeja de solicitudes ahí, muy tentadora, y cuando entras te destruyen. Recibimos miles de mensajes positivos, pero siempre me acaba afectando el de esa persona que se crea un perfil falso para insultar y faltar al respeto. Creo que debería estar más controlado porque todos somos personas.

J.B.: Volvamos un poco al festival. Recibes el premio “Un futur de cine”, ¿cómo ves el futuro del cine español?

 P.U.: Lo veo guay, encaminado. Recuperando las cosas que se habían parado. Creo que hay muchas ganas de dar ayudas a gente que está empezando. Y que cada vez hay mas mujeres que forman parte de los equipos técnicos y artísticos. Es súper importante eso. Creo que Valencia, por ejemplo, está empezando a formar parte de la industria poco a poco. Está cobrando importancia el rodar en Valencia y el coger gente valenciana, y eso es genial. Evitar ese “exilio” a Madrid por el que hoy en día tienes que pasar sí o sí, es muy importante. Sería genial que desde Valencia comenzaran nuevas ficciones, que la televisión ganara en más calidad, que, en definitiva, fuera un lugar donde se pudiera acoger a todos los actores y actrices.

J.B.: Hace poco, el Festival de San Sebastián, al igual que la Berlinale el pasado año, anunció que iba a eliminar la distinción por sexo en la categoría de interpretación, es decir, ya no se dará un premio a mejor actor y otro a mejor actriz, simplemente se valorará la mejor interpretación. Esto podría ser una medida interesante si las cuotas fuesen igualitarias, cosa que no es cierta, ya que solo en un 30% de las películas españolas la protagonista es una mujer. ¿Qué opinas de ello?

 P.U.: Pues mira, la verdad es que no lo sé. Un premio a “Mejor interpretación” se podría dar si todo fuera equitativo, 50-50. Pero si hacemos cuatro películas, en una la protagonista es una mujer y en las otras tres son hombres, pues por estadística no te va a tocar. Entonces, no lo sé.

J.B.: Dicen que “no lo sé” es la mejor forma de responder a una pregunta.

 P.U.: Sí, probablemente en un par de horas te podría dar una respuesta más clara. Es cierto que hay otras categorías, como dirección por ejemplo, donde esto (diferenciar entre hombres y mujeres) no pasa. Quizá es un paso hacía delante en busca de esa igualdad, pero por ahora me quedaría como estamos.

J.B.: Te quiero preguntar por Icíar Bollaín, con quién diste el salto a la gran pantalla en “El olivo”, repitiendo después en “La boda de Rosa” ¿Cómo es tu relación con ella?

P.U.: Pues es bastante buena. Cuando hice el casting para “La boda de Rosa” estaba muy ilusionada, porque cuatro años antes había hecho “El olivo” y yo por aquel entonces era una niña, como aquel que dice. Me enteré del casting de “La boda de Rosa” a través de una amiga y llamé a mi representante para intentarlo. Fue una prueba difícil pero muy guay, la disfruté un montón. Salí con la sensación muy positiva, creo que Icíar se dió cuenta desde el principio de mi evolución como actriz en esos cuatro años. Pensé: “Quizá no me dan el papel, pero estoy contenta porque se que lo he hecho bien.”.

J.B.: Esta pregunta va más para las personas que sueñan con ser actores y actrices profesionales. ¿Qué consejos les darías con respecto a la formación?

 P.U.: Creo que pecamos mucho de intentar formarnos en todas partes, en todos lados, con todos los directores de casting habidos y por haber. Porque a ti, cuando estás en la ESAD, te forman para venir aquí al Rialto, para ir al Principal, en definitiva, para las tablas. Pero no te forman para estar en la tele o en cine, así que tratas de hacerlo de manera externa. Y ninguno de esos cursos te asegura absolutamente nada. Terminas pensado: “Ya está bien, dejad de sacarme dinero.” Mientras estuve en la ESAD hice miles de cursos de ese estilo, y desde que he llegado a Madrid no he hecho ninguno. Cuando llegué estaba pelada de pasta. Me puse a currar en una tienda durante once meses, compaginando el trabajo con uno por las noches en un guardarropa. Me acabé preguntando qué hacía ahí, con 25 años, sola. Así que me volví a Valencia y, justo al llegar a casa, me llamaron para mi primer trabajo como actriz. Desde entonces he tenido la suerte de no parar. Si tuviera que dar un consejo para la gente que tiene decidido irse a Madrid a intentarlo, que invierta en tener unas buenas fotos, la primera impresión es vital. Y después el videobook. Pero las fotos son lo más importante. Y bueno, no cansarse de dar el coñazo. Yo no sé cuántos mails mandé.

J.B.: De todas las películas de la historia del cine, ¿qué papel te hubiese gustado interpretar?

 P.U.: Buff, qué difícil. Me gusta muchísimo Maggie Pollitt de “La gata sobre el tejado de zinc”. Me encanta ese personaje. Luego también me gusta mucho, por ejemplo, “Vacaciones en Roma”. En general, pelis dónde piensas que lo están disfrutando. Que se están comiendo una pasta y la están saboreando muchísimo. Y, por ejemplo, hay una peli de Julia Roberts, que no es que sea una película increíble, que se llama: “Come, reza, ama” y es un viaje que ella hace a Roma, a la India… y la verdad, me gustaría mucho hacer un proyecto así.

Paula se despide con otra sonrisa y yo le agradezco su tiempo y sus respuestas. Me levanto y dejo a Paula en la silla, esperando a la siguiente compañera que vaya a hacerle la entrevista. Un último vistazo a la ciudad desde las alturas, la gente sigue hormigueando, ajena a que cerca de ellos, a unos cuantos metros de altura, está una de las actrices con más potencial y más talento de España. El sábado, el futuro del cine, recibirá su merecido premio.

HUEVO DE COLÓN: EL “SIMPA” DEL PP

Artículo anterior

BROTHER’S KEEPER de Ferit Karahan se lleva el Premio Luna de Valencia al mejor Largometraje en Cinema Jove

Next article

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Número de la semana

Publicidad



Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda