portada

PLAZA REDONDA: “LA DEL DOS DE MAYO”

0
Todo apuntaba a que Ayuso la iba a montar y la montó. Estaba deseándolo. El 2 de mayo acabará la campaña electoral madrileña. El 4 se vota en la capital del reino y en su taifa. Está asegurado un final de campaña patriótico. ¿Se vestirá Ayuso de Manuela Malasaña? No lo descartemos. Arrimadas quería una voladura controlada: Murcia es Murcia y Madrid, Madrid. ¿O era España? ¿Nacionalismo madrileñista?

El asesor de Ayuso, el maquiavélico Miguel Ángel Rodríguez -aprendiz de Steve Bannon en el PP- no dudó en lanzar a su jefa a la piscina. ¡A por todas! Ayuso se ve de jefa absoluta del cortijo. Tendrá que contar con los neofranquistas. Siempre ha contado con ellos. Le han hecho los trabajos sucios, son sus fieles cancerberos. Contraponer libertad a socialismo no deja de ser el eslogan de una reaccionaria liberticida. Una insensatez política tras la que se camufla el ansia desmesurada por convertir todo en negocio, hasta morir a causa de la pandemia. Mientras ardía la Cibeles, en la Audiencia se veía la causa de la “caja B” del PP. ¡Más madera! ¿No habrá sido todo una patraña para tapar las vergüenzas del PP? Acebes, Cospedal, Aznar, Rajoy, … la lista de líderes del PP que pasarán por el banquillo es larga. No todo es pasado.

HABÍA UNA VEZ

Todo empezó el 11 de marzo, cuando PSOE y C’s registraron en la asamblea de Murcia una moción de censura contra el presidente de la comunidad del PP. La aprobación del llamado “pin parental”, entre otras exigencias de los neofranquistas, colmó la paciencia de C’s. La moción se produjo en la patria chica de Teodoro, secretario general del PP y hábil lanzador de huesos de aceituna. No tardó Teodoro en hallar el antídoto, había que comprar a 3 diputados de C’s. ¿Qué precio tiene la traición? Maruja de Benidorm le salió barata a Zaplana. ¡Mientras haya cargos para repartir! Sin olvidar las redes clientelares. Antes de despejarse el enredo murciano y aprovechando que el Segura pasa por Murcia, Ayuso disolvió la asamblea madrileña y convocó elecciones. El epicentro del seísmo político se trasladó a la capital del reino. El órdago estaba montado. ¡O yo o el caos!, pensó. Su consejero áulico le recomendó algo más trumpista. Así surgió un lema digno de Franco. Arreció la ofensiva del PP. “Unir la gran derecha por la base”, pero fichando ilustres. Toni Cantó ya se ha puesto en la cola. ¡Hasta la derrota y más allá!

Para el PP, el adelanto electoral es el ensayo de su asalto a la Moncloa. Ayuso no pierde nada. Si gana, eso que ha ganado. Si pierde, el que pierde es Casado, que ha encadenado su futuro al de la lideresa. Hay golpes de Estado menos cruentos. Ante tamaño reto, Pablo Iglesias decidió ser candidato, si lo deciden las urnas de Podemos. Deja paso a la dialogante Yolanda Díaz. Todo por frenar el avance del neofascismo. Porque, puestos a dicotomías, podríamos decir que en las próximas elecciones madrileñas se optará entre democracia o barbarie. El final del invierno nos ha traído un importante temporal político, cuya causa no hay que buscar, únicamente, en la crispación por la pandemia. Adolecemos de mecanismos democráticos para afrontar situaciones tan complicadas como la polifacética crisis que vivimos. En la década que va del 15 de mayo de 2011 (15M) al 15 de marzo de 2021 han cambiado muchas cosas, pero no las suficientes.

PARÓN

Nunca hay dos sin tres. El lunes 15, justo al año del confinamiento a causa de la Covid-19, se paralizó la vacunación con AstraZeneca -la rebautizada vacuna Oxford, desarrollada en los laboratorios de esta Universidad británica-, a la espera de descartar posibles secuelas negativas. Ese día, la comunidad educativa valenciana comenzaba su vacunación masiva. ¡Todos quietos! El parón de 15 días tan solo retrasará dos semanas la administración de esta vacuna. El resto seguirá inyectándose como hasta ahora. En unos días tendremos la vacuna Jansen, la de los laboratorios Johnson & Johnson, que sólo necesita una dosis. La incorporación de nuevos fármacos facilitará la inmunidad de rebaño que tanto anhelamos. A pesar del incómodo parón, la vacunación avanza. Es la gran esperanza para terminar con la pesadilla.

Lo que no tiene vacuna es el virus de la demagogia y el populismo. Instalados en el puesto del mando de un PP desnortado, se han lanzado a vampirizar un centro que nunca dejó de ser una creación del IVEX 35. Dime cómo me captas y te diré quién eres. No hay más que asomarse a los espejos de UCD, CDS o UPyD, entre otros, para ver cómo acabaron. Si desaparece C’s, ¿quién ocupará ese espacio? El PSOE lo sueña. Sin duda, Gabilondo es su mejor candidato para ese objetivo. El 2 de mayo se armó en marzo.

LA TURIA TE PONE VERDE La mobilitat a peu i en bici a les comarques valencianes. Alguna cosa està canviant

Artículo anterior

EL RINCÓN DE LA FILMO: LA PRIMAVERA, EL AMOR Y ROHMER

Next article

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Número de la semana

Publicidad



Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda