SERIES: THE OA

EDGAR B. DE MURCIA: Cuando la estrenaron a finales del año pasado, The OA era la serie de la que todo el mundo hablaba; ocho capítulos siguen la historia de Prairie Johnson, con el rostro de la actriz Brit Marling, que regresa a casa tras varios años desaparecida. Es mediante flashbacks, como se va contando quién es ella y qué le ha ocurrido hasta llegar a un presente en el que el guión trata temas como el bullying y la exclusión social. Uno de los personajes más aplaudidos es Buck Vu, que interpretado por el joven actor Ian Alexander, hace labor de normalización del colectivo trans, que tanta ayuda necesita en esta sociedad nuestra en la que si te sales de la norma, estás condenado a ser un paria. La serie tarda en arrancar unos cuarenta minutos, y cuando lo hace, ya es demasiado tarde para dejar de verla. Como si de un moderno y esotérico Club de los cinco se tratara, aunque en esta ocasión son uno más que en la película de John Hughes, personas que a priori no tienen que ver nada entre sí, establecen relaciones personales profundas que van más allá de los límites que cualquiera pueda imaginar. El ritmo irregular del producto final juega a su favor aunque en ocasiones pueda llegar a resultar un tanto tedioso. Tal vez, haya sido la ambición narrativa del proyecto la que haya podido menoscabar la calidad debido a que trata de abarcar muchos temas, lo que hace que el mensaje se vaya diluyendo con el paso de los capítulos. Es de agradecer que The OA sepa mantener el misterio y también, la habilidad que tiene para crear unas expectativas totalmente diferentes a lo que finalmente ofrece… ¿o no? Esta es sin duda una serie llena de trampantojos argumentales que acentúan la sorpresa y perplejidad del espectador que al final ya no sabe qué esperar; “No sé lo que he visto, pero me gusta”. Ese sea tal vez su mayor acierto.

Escrito por
More from Redacción

(3) CRÍTICA THE GUILTY, de Gustav Möller: LO QUE EL OJO NO VE

(3) VICENTE: En 2010, Rodrigo Cortés dirigió Buried (Enterrado), que narra la...
Leer Más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *