TV: CHIRINGUITO BASURA

VERÓNICA PUIG: Café y café. Esa está es mi dieta estos días de exámenes. Casi no tengo tiempo para ver la televisión. Pero el efecto de la cafeína no me deja dormir. Como tengo la cabeza saturada ayer se me ocurrió poner la tele. Hacía tiempo que no veía lo que echaban
en la franja nocturna. Hice un zapping y llegué a algo que me dejó sin palabras, anonadada, noqueada y deprimida. No sé si habéis tenido la oportunidad de ver El chiringuito de jugones. Se pasa todos los días en Mega (Atremedia) a las 00.20. Está dirigido por Josep Pedrerol, uno de esos presentadores que iniciaron su andadura en Canal+ y terminó haciendo Punto Pelota en 13TV y posteriormente fichado por La Sexta para llevar este cubo de basura catódica en forma de programa deportivo. Desde que en 2009 su casposo predecesor llego a la cúspide del machismo y mal gusto cuando el exfutbolista Hugo “Loco” Gatti envió a “lavar los platos” en directo a la periodista Irene Junquera, la cosa no ha evolucionado mucho más. Os recomiendo que os sentéis y os pongáis cómodos. Jamás he visto un programa tan cutre, surrealista y chabacano. La cosa comienza así. Pedrerol presenta y los invitados entran en el plató como si fueran un equipo de fútbol saludando a Laura Gadea, una chica que apenas sabe hablar y se ocupa de las redes sociales. Los habituales de esta tertulia frenopática son Tomás Roncero, Jorge d´Alessandro, Nacho Peña, Rafa Guerrero, Cristóbal Soria, Alfredo Duro y muchos más tertulianos que hablan con un acento chulapo y prepotente. El programa se basa en la exaltación y enfado continuado de sus participantes que defienden sus posiciones como si estuvieran en una tertulia de colegio. La cosa no queda ahí. En un momento del programa aparece como estrella invitada ese ínclito periodista llamado Eduardo Inda (fue director del Marca) que es sometido a una especie de tercer grado donde se dedica a dar supuestas exclusivas de fichajes. El pasado mes de julio Inda era expulsado por Pedrerol por increpar y llamar “maleducada” reiteradamente a la tertuliana, Carme Barceló. Evidentemente, estamos ante un circo pactado y pautado. Allí todo el mundo sobreactúa. Un show cuando Pedrerol le pide a la mujer-florero comentar las reacciones en redes sociales. Joder, es que no sabe ni hablar. Llegado a este punto mi nivel de cafeína comienza a bajar y me entra una especie de depresión antes de enterarme de los datos de audiencia. El programa deportivo de Atresmedia cerró la temporada con un gran 4,2% de share y llegó incluso al 5,3% de cuota de pantalla (295.000 espectadores) el pasado mes de abril. Mega consiguió el récord histórico diario gracias al resumen del partido entre el Barça y el París St. Germain y al posterior análisis en el programa de Pedrerol que llegó al 11%. Apago la televisión y decido irme a la cama, aún en shock. Si la audiencia es el reflejo sociológico de un país, entonces es que estamos muy, muy mal. Y este Chiringuito basura constituye el peor exponente de lo mal que andamos. Nunca mais. La semana que viene más.

Escrito por
More from Redacción

ACORDS I DESACORDS: ELS ITURBIS

AMÀLIA GARRIGÓS: Amparo Iturbi, la germana de ningú. Reivindicació d’una pianista pionera...
Leer Más

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *