Crítica Turia

IT, de Andy y Barbara Muschetti

0
2

Tras el arrollador éxito de It, Andy y Barbara Muschetti vuelven con una segunda parte que viene a continuar la historia de los jóvenes adolescentes del deprimido pueblo de Derry que luchan contra el diabólico payaso, Pennywise. Tras el juramento realizado en la primera parte todos acuden a la llamada para volver a enfrentarse a sus propios miedos. ¿Puede haber algo más malvado que un payaso asesino? En 1986 el maestro de la novela de terror, Stephen King publicaba IT, que daba una vuelta de tuerca a sus ya rebuscados personajes. El éxito de la novela se basaba en crear un diabólico personaje que bebía directamente de relatos populares que, como Caperucita Roja, han pasado de generación en generación, hasta convertirse en estructuras míticas.

Sin duda IT, bebe de ese “lobo” que quiere “comerse” a la bella Caperucita abusando de su confianza. Nuestro compañero Román Gubern, al que no me canso de citar, escribía en 1979 junto a Dolors Llopart “Las raíces del miedo: antropología del cine de terror”, donde indaga sobre los orígenes del miedo. Ya entonces planteaba una pregunta que sigue inquietando a los psicólogos: “¿el miedo se aprende o existe algo en los seres humanos que nos predispone hacia él?” Sea lo que sea, King logró incidir en esos miedos infantiles creando a Pennywise, un payaso diabólico que bebe directamente de ese lobo mítico. En la primera parte se centraba en los miedos infantiles, en la pesadillas y vivencias de unos jóvenes metidos en su incierta adolescencia. En esta segunda parte, aborda las pesadillas de esos jóvenes convertidos en adultos. Así la joven Beverly, está casada con un maltratador, un hombre que le dice que la quiere, aunque en realidad, es su propio carcelero ( recordemos que las pesadilla de la primera parte surgen del maltrato de su padrastro).El cuadro psicológico se completa con un neurótico, un actor con miedo escénico, un guionista incapaz de encontrar un final y un guapo marcado por su obesidad. Pennywise ataca estas debilidades. Además es un payaso que crece en un entorno rural, de valores intolerantes y gente parada. La secuencia con la pareja gay y el ataque homófobo, no es casual.

El subtexto, ese discurso de fondo que tienen las buenas películas en general, y de terror, en particular, nos dan las agarraderas para entender que Pennywise no solo es un payaso que vive de los miedos humanos, es un payaso que bebe de la intolerancia y la desafección.Es el caldo de cultivo de los Trump, Salvini y tantos otros. Pennywise es el germen que alimenta el odio. Es el germen del fascismo cotidiano. En este punto, el lector pensará si este crítico ha ido demasiado lejos. Pero la apreciación cinematográfica consiste en eso, en contar lo que no se ve y dar claves para que el lector pueda llegar a sus propias conclusiones. No estamos ante una película de terror al uso, prefabricada y narrativamente automatizada, llena de sustos (que los hay) y personajes estereotipados. IT 2 tiene vida propia y ello es de agradecer. Cabe mencionar el reparto de lujo encabezada por la siempre enigmática Jessica Chastainy ese superactor llamado James Mcavoy. En conclusión, cine de terror del bueno para padecer y disfrutar en la butaca.Cine inteligente.

Vivood Landscape Hotels

Artículo anterior

Marc Anthony en Valencia

Next article

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Número de la semana

Publicidad

Login/Sign up
0
    0
    Carrito Turia
    El carrito está vacíoVolver a la tienda